Compartelo con Todos!

El choque ocurrido en la madrugada de este martes entre un autobús turístico y una camioneta en un sector de la carretera que une las localidades ecuatorianas de Pifo y Papallacta, conocido como la ‘curva de la muerte’, dejó un saldo de 23 fallecidos —entre ellos 2 menores— y 14 heridos, informa El Comercio.

 

No hay comentarios