Compartelo con Todos!

Las autoridades han pedido a la población que consuman un 10% menos de agua y renuncien a prácticas que conlleven un gasto excesivo de agua.

Los habitantes de la capital de Namibia, Windhoek, han comenzado a usar las reservas de agua de emergencia de la ciudad debido a una grave sequía, informaron hoy medios namibios.

Los suburbios del sur de la ciudad reciben ya su suministro desde pozos de perforación creados como medida de emergencia a lo largo del último año en previsión de los efectos de la sequía, según el diario Namibian Sun.

En consecuencia, el Ayuntamiento de la capital pidió también que los residentes consuman como mínimo un 10 % menos de agua y que se restrinjan prácticas como el riego de los jardines o el lavado de los coches en casa.

Estas medidas forman parte de un plan de largo plazo desarrollado por las autoridades ante la escasez de precipitaciones.

De acuerdo con los datos oficiales, la afluencia de agua en las presas que alimentan la ciudad durante la última estación lluviosa (enero-abril) solo llegó al 24,9 % de la media de entrada esperada.

Windhoek se encuentra situada en el área central de Namibia, una zona en general muy seca, y es la urbe más poblada del país con unos 325.000 habitantes.

No hay comentarios