Compartelo con Todos!

Desde hace un mes esta masa de plantas marinas mantiene a los turistas bien lejos del agua.

Una especie de invasión de olor desagradable ha ensuciado parte de la hermosa costa en las últimas semanas, y sigue siendo un misterio para aquellos que se supone que son capaces de explicar este tipo de cosas.

Varias playas en Miami-Dade y Broward se han inundado con algas sargazo, que se han convertido en montículos gigantes de aspecto desagradable.

Según el Weather Channel, las algas han superado más de 1,000 millas de playas de Florida. Si bien las algas marinas se han convertido en una molestia anual, rara vez se las vio antes de 2011.

Los científicos creen que el cambio climático está afectando el lugar donde se producen las inundaciones, pero es solo una teoría y nadie puede determinar con precisión por qué se ha convertido en un problema tan creciente. El informe afirma que las algas marinas no solo son feas, sino que también están dañando la vida marina, ya que bloquean la luz del sol y no pueden llegar a los organismos que necesitan los rayos.

“Es catastrófico”, le dijo a la revista Science James Franks, biólogo marino de la Universidad del Sur de Mississippi. “En este momento hay [otra] enorme masa impactando a Puerto Rico, y eso es lo último que necesitan”.

“Imposible bañarse en el mar….una invasión nunca vista. Asqueroso”, declara un turista en los chat de Trip Advisor.

Son de un color marrón parduzco, tienen un fuerte olor y amenazan con arruinar la temporada turística. Hay varias teorías, pero la principal apunta a que su crecimiento se desbordó por los nutrientes contaminantes generados por la actividad humana.

Estos nutrientes, le explica a BBC Mundo Brian Lapointe, experto en sargazo de la Universidad Florida Atlantic, Estados Unidos, “están fertilizando a estas plantas: las hacen crecer más rápido y producir más biomasa”.

Los investigadores creen que las algas se originan en las áreas costeras y no en la zona del Atlántico conocida como el Mar de los Sargazos -una región de aguas cálidas de 3 millones de Km2 habitada por numerosas especies marinas.

En el mar sostienen ecosistemas enteros, “pero cuando forman un manto grueso sobre la playa se pudren, apestan y pueden provocar mortalidad en tortugas marinas jóvenes, debido a que las hembras hacen sus nidos en la arena”, explica el científico.

“Las algas podridas liberan ácido sulfhídrico y se vuelven tóxicas”. También quitan el oxígeno del agua, crean zonas muertas, y se tornan nocivas”. El exceso de sargazo no sólo pone en peligro a las economías y ecosistemas de la costa, sino que también plantean un riesgo para la salud.

La acumulación de estas plantas putrefactas es un caldo de cultivo ideal para las pulgas de mar. E inhalar los vahos tóxicos que produce el sargazo no solo es desagradable sino que también puede ser perjudicial para la salud.

No hay comentarios