Compartelo con Todos!

En los últimos años se ha visto un incremento de las temperaturas a nivel global que ha desencadenado en la extinción de especies o en cambios de ciertos entornos naturales.

Cada vez con más frecuencia podemos ver cómo se desprenden grandes bloques de hielo en Groenlandia o sufrimos por el crecimiento de grietas en la Antártida, pero aun así no se dimensionan totalmente las repercusiones que tiene el cambio climático en nuestras vidas. Recientemente fue publicado un estudio que demuestra que si la situación ambiental sigue como va, en sesenta años, aumentarán las muertes humanas por el calor.

El efecto invernadero es la principal muestra de cambio climático. Este consiste en la entrada de radiación solar a la tierra que se devuelve como energía de onda larga hacia la atmósfera, pero los gases de efecto invernadero la retienen en el planeta y de esto depende la temperatura ambiente. Con los años, estos gases han ido aumentando por lo que la radiación no haya salido y la temperatura haya tendido a subir.

El dióxido de carbono es el más reconocido gas de efecto invernadero, tiene orígenes naturales y se incrementa por la mano humana sea en su quema de combustibles o sus hábitos incrementan la generación de más gases de forma natural, como la ganadería.

El 2017 fue reconocido como el año con mayores emisiones de gases efecto invernadero, incrementando la concentración mundial en 2.2 partes por millón en relación con el año anterior. 2017 fue considerado el año más caluroso en algunas regiones del mundo en lo que va corrido del milenio. Estudios anteriores demostraron que desde la revolución industrial la temperatura global nunca ha dejado de aumentar.

Cada que llega la época de verano se reportan muertes por olas de calor, por eso un grupo de investigadores publicaron un estudio en Plos Medicine que indica que para 2080 este tipo de muertes se crecerá en el mundo si no se toman medidas.

La investigación se realizó recolectando datos sobre temperatura y mortalidad a causa de este fenómeno en 20 países diferentes entre 1984 y 2015. Con esta información y muchos cálculos matemáticos, realizados bajo diferentes variables controladas, proyectaron el aumento de gases hasta 2099 y como resultado anunciaron un aumento en las muertes, si las condiciones actuales se mantienen.

Medidas en contra del cambio climático se han visto entorpecidas desde la política cuando los países que más contaminan no se acogen totalmente a acuerdos ambientales, por eso, el estudio recomienda a los países tomarse en serio este problema que afecta a toda la humanidad.

No hay comentarios