Compartelo con Todos!

El primer ministro Benjamín Netanyahu advirtió a Irán que Israel, junto con una “coalición internacional”, no le permitiría a la República Islámica cerrar una vía fluvial clave para la región.

Dirigiéndose a los 36 graduados del curso de capitanes de la Marina israelí en su base de entrenamiento naval en Haifa, Netanyahu declaró: “Al comienzo de la semana presenciamos un serio enfrentamiento con los representantes de Irán que intentaron obstruir el movimiento internacional en la entrada al Mar Rojo”. Y agregó: “Si Irán intenta bloquear los estrechos de Bab Al-Mandab, estoy convencido de que se encontrará frente a una coalición internacional decidida a evitarlo”. La coalición, según aclaró, incluirá a todas las fuerzas israelíes.

Netanyahu se refirió al ataque de los Hutíes, el grupo de rebeldes yemenitas alineados con Irán que la semana pasada arremetió contra dos petroleros sauditas en el estrecho. Los barcos salieron casi ilesos del ataque, pero condujo a la suspensión temporal del envío de petróleo saudí a través del área y un aumento en los precios mundiales del petróleo.

El estrecho de Bab al-Mandab, una de las rutas marítimas más transitadas del mundo, es la entrada sur del Mar Rojo. Como tal, es un cuello de botella para el tráfico marítimo al puerto de Eilat, al sur de Israel.

Netanyahu hizo hincapié en la importancia del poder marítimo en sus comentarios del miércoles en la base naval de Haifa. “El mar nos brinda muchas oportunidades. Sobre todo, aumenta el pequeño tamaño del Estado de Israel y nos permite desplegar nuestros buques por encima y por debajo de las olas en una vasta área. Esto le da al Estado de Israel un poder considerable”, explicó.
Imprimir enviar Disminuir tamaño texto Aumentar tamaño texto

No hay comentarios