Compartelo con Todos!

Es necesario evitar las acumulaciones de agua en los espacios particulares y acudir al médico si las picaduras de mosquitos evolucionan de forma extraña.

El mosquito Aedes japonicus ha llegado a España y al Sur de Europa por primera vez, según ha anunciado el primer informe presentado de Evaluación Rápida de Riesgos emitido por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias en el mes de julio. En junio se recibió una alerta desde Asturias a través de una plataforma creada para la invasión de mosquitos, Mosquito Alert.

La app recibió una fotografía de un mosquito que fue enviada desde una zona rural de Asturias. Tras la notificación, desde la aplicación móvil solicitaron a la persona el envío de este sospechoso mosquito, en concreto se pidieron ejemplares de adultos y larvas para poder analizarlos y determinar el origen del mosquito. Se confirmaron todas las sospechas, se trataba del ejemplar Aedes japonicus.

El siguiente paso que siguieron fue la inspección de campo en el lugar del origen del hallazgo. Entomólogos de la Universidad de Zaragoza y responsables del proyecto de Vigilancia Entomológica del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social acudieron a la zona para proceder con la revisión: “Después de revisar la zona hemos podido encontrar todas las fases biológicas del vector en varios puntos alejados entre sí, lo que sugiere que el mosquito está ya establecido en un área que puede ser mucho más amplia, aunque se necesitarán más estudios para confirmarlo”.

La preocupación por la llegada del mosquito Aedes japonicus es mucho mayor que la que tuvimos cuando el mosquito tigre decidió asentarse en España. Este mosquito no solo causa las típicas molestias a causa de las picaduras, sino que también puede transmitir varios tipos de virus como, por ejemplo, el del Nilo Occidental. En condiciones de laboratorio también han podido comprobar que es capaz de infectarse con dengue y Chikungunya.

Consejos para evitar riesgos

Antes de que haya saltado una alarma generalizada por estas infecciones, los expertos y las autoridades han remarcado que en este momento el riesgo de transmisión en España es muy bajo.

Eritja, un miembro de la agrupación encargada de determinar el origen del mosquito y sus consecuencias, ha declarado lo siguiente: “Hay que considerar que el riesgo de transmisión de estas enfermedades depende de la cantidad de mosquitos presentes y de si el virus está circulando entre la población. Por otro lado, hay otros factores como el contacto que puede haber entre el vector y hospedador. En este momento la cantidad de mosquitos no creemos que sea muy elevada y tampoco se dan las otras condiciones en Asturias”.

En los próximos meses los expertos realizarán algunas investigaciones más en la zona de hallazgo para delimitar el área posible y averiguar el origen de la llegada de este mosquito oriental. Asimismo, las autoridades han pedido a la población española que extremen en precauciones y que se impongan algunas medidas de control para evitar la proliferación de este tipo de mosquito, que parece que ya se está extendiendo por la costa española y algunos puntos del interior.

No hay comentarios