Compartelo con Todos!

Sobre el cardenal de Washington Theodore McCarrick pesan las sospechas de que abusó sexualmente de un adolescente cuando era sacerdote en Nueva York hace casi 50 años.

Este sábado el papa Francisco ha aceptado la renuncia del cardenal estadounidense Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, que está envuelto en un escándalo de abuso sexual de menores.

El sumo pontífice ha dictaminado su suspensión del ejercicio en cualquier ministerio sacerdotal y ha ordenado su reclusión en una residencia indicada para llevar “una vida de oración y penitencia, hasta que las acusaciones a él dirigidas sean aclaradas por el proceso canónico regular”.

¿De qué se le acusa?

El exarzobispo de Washington D.C. afronta acusaciones de abusar de un monaguillo de 16 años en 1971 y 1972, cuando era sacerdote en Nueva York. En junio el abogado de la víctima, Patrick Noaker, comentó en una entrevista para The New York Times que los abusos por parte de McCarrick comenzaron en la catedral de San Patricio, cuando el joven fue elegido para servir durante la misa de Navidad.

McCarrick empezó a tomarle las medidas para una sotana y en medio del proceso “tiró de la cremallera de sus pantalones y lo asaltó sexualmente”, según Noaker. A lo largo de 1972 el entonces monseñor le decía al adolescente lo guapo que era cuando lo veía, y cuando el chico fue elegido monaguillo para la misa de Navidad, de nuevo McCarrick intentó abusar del menor en un cuarto de baño, donde “metió su mano en sus pantalones” e intentó meter la mano del joven en su ropa interior, contó el abogado.

La arquidiócesis de Nueva York consideró las acusaciones “creíbles y fundamentadas” y anunció que McCarrick fue expulsado del servicio por decisión del Vaticano.

Otras denuncias

A principios de julio rompió el silencio otro hombre, que supuestamente cayó víctima de McCarrick en 1979. James, de 60 años, afirmó a The New York Times que cuando tenía 11 años el “tío Teddy” ―amigo de la familia― entró en su dormitorio en su casa en el norte de Nueva Jersey en busca de un baño.

James estaba quitándose el bañador para vestirse para la cena, cuando McCarrick le pidió que se girara, cosa que el menor no quería hacer “porque no quería mostrarle nada a nadie”. Al dar la vuelta, vio a McCarrick ya sin pantalones. “Ves, somos iguales”, le dijo el “tío Teddy”. En la entrevista concedida al periódico estadounidense, James afirmó que los abusos sexuales de McCarrick duraron casi 20 años.

También se ha dado a conocer que en 2005 el excura Robert Ciolek, que recientemente ha denunciado que de joven aguantó los toqueteos inapropiados de McCarrick que no bajaron más allá de la cintura, recibió 80.000 dólares en el marco de un acuerdo económico con varias diócesis de Nueva Jersey. En 2007 otro seminarista recibió 100.000 dólares en el marco de un acuerdo parecido en relación con las acusaciones por la conducta indebida de McCarrick, recoge The New York Times.

No hay comentarios