Compartelo con Todos!

Las autoridades han detenido a un hombre de 31 años sospechoso de estar detrás de los incendios.

Los incendios forestales en California continúan avanzando sin descanso. Según han informado este sábado las autoridades de la zona, el fuego ya se ha cobrado la vida de al menos tres personas y ha dejado centenares de heridos a su paso. La policía ha detenido a un hombre de 31 años, sospechoso de estar detrás de los incendios.

Alentados por las altas temperaturas de verano, la sequedad del terreno y los vientos, en este estado se mantienen activos 17 incendios a la vez que las brigadas de bomberos luchan contra las llamas y miles de personas han debido de evacuar las áreas afectadas.

El llamado incendio Ferguson ha consumido cerca de 18.615 hectáreas, mientras que, en el norte del estado, el incendio Carr sobrepasó las 17.806 hectáreas y además se cobró hoy la vida de un bombero y anoche de un operador de maquinaria pesada, según las autoridades locales. Este fuego además ha destruido 65 estructuras y dañado otras 55, y apenas está contenido.

Otro incendio importante, el llamado Cranston, en la localidad sureña de Idyllwild, en las Montañas de San Bernardino, ha consumido casi 4.700 hectáreas y no tiene visos de menguar, lo que ha vuelto a las localidades afectadas en escenarios de caos.

Breandon McGlover, de 32 años, ha sido detenido y está siendo investigado por ser el presunto responsable de los incendios que azotan la zona, según informó hoy la Fiscalía del Condado de Riverside. El investigado, a quién se le fijó una fianza de 1 millón de dólares, se enfrenta hasta 15 cargos criminales y de ser hallado culpable, enfrenta una sentencia máxima de cadena perpetua.

El fuego que comenzó el 13 de julio en el Bosque Sierra Nacional al este de California, el llamado Ferguson y que obligó al cierre de al menos tres sectores en el Parque Nacional Yosemite, está contenido en un 29 %, según el reporte más reciente del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (CAL FIRE).

En el combate de las llamas de este incendio, que ha dejado siete heridos, participan más de 3.800 operarios que utilizan 261 camiones de bomberos, 16 helicópteros y 79 bulldozer, entre otras máquinas.

El Servicio Nacional del Clima ha previsto para hoy en el área afectada por este incendio, donde miles han sido evacuados, fuertes vientos, de hasta 25 millas por hora (40 km/h), y se espera que las temperaturas en ciudades como la de Redding alcancen los 111° Fahrenheit (43,9 centígrados).

Ante la amenaza latente de estos tres grandes fuegos, el gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia para los condados de Riverside y Shasta, al igual que para el condado de Mariposa.

No hay comentarios