Compartelo con Todos!

Mientras Naciones Unidas, Israel y Estados Unidos proponen planes para aliviar el sufrimiento de los palestinos en la Franja de Gaza gobernada por Hamás, Irán se compromete a continuar su ayuda financiera y militar a los grupos terroristas palestinos.

La intromisión de Irán en los asuntos internos de los palestinos no es nueva. Los iraníes llevan tiempo suministrando dinero y armas a Hamás y a los grupos terroristas de la Jihad Islámica Palestina. Si no fuera por el apoyo de Irán, los dos grupos, que no reconocen el derecho de Israel a existir, no habrían podido permanecer en el poder en el enclave costero.

El apoyo de Irán a los grupos terroristas palestinos tiene un doble objetivo: primero, socavar a la Autoridad Palestina, encabezada por Mahmoud Abbas, y a la que Teherán ve como un peón en manos de Estados Unidos e Israel; y segundo, avanzar el objetivo de Irán de destruir a Israel.

Justo esta semana, recibimos otro recordatorio del verdadero objetivo de Irán. El líder de la “Revolución Islámica” iraní, el ayatolá Ali Jamenei, dijo que los palestinos ganarán a sus enemigos y “verán el día en que el falso régimen sionista” desaparezca. Dijo que la “política del mal” del presidente estadounidense Donald Trump está condenada al fracaso.

Entonces, a Irán no le importan las duras condiciones de los palestinos en la Franja de Gaza. Por el contrario, sus líderes esperan que los palestinos vivan para ver el día en que Israel sea eliminado. Esta es también la razón por la cual Irán continúa apoyando a cualquier grupo palestino que busque destruir a Israel.

El mismo día en que Jamenei hizo su declaración en Teherán, uno de sus superiores, Gholamhossein Gheybparvar, pronunció un discurso en una conferencia celebrada simultáneamente en la Franja de Gaza y Teherán. Gheybparavar es un oficial superior en la Guardia Revolucionaria de Irán y comandante de sus fuerzas Basij, la “Fuerza de Resistencia de Movilización“. La misión principal de esta fuerza es suprimir las protestas contra el régimen en Teherán.

En su discurso a través de videoconferencia, el general iraní dijo a los representantes de Hamás, la Jihad Islámica Palestina y otros grupos terroristas que estaba “orgulloso” de su “resistencia” contra Israel. Dijo que la conferencia, que se celebraba bajo el título “Polvo húmedo / Resistencia no es terrorismo“, era una expresión de la unidad árabe e islámica contra los enemigos de los árabes y los musulmanes. El general iraní dijo que Irán y el “eje de resistencia” no temían a las “amenazas” de Trump.

Los grupos terroristas palestinos dijeron después de la conferencia que estaban animados por el compromiso del general iraní de apoyarlos en su lucha contra Israel y Estados Unidos.

Khader Habib, alto funcionario de la Jihad Islámica Palestina en la Franja de Gaza, dijo que la conferencia iraní-palestina fue “simbólica y significativa“. La conferencia, dijo, sirvió como un recordatorio de que Irán continúa apoyando a la “resistencia” palestina y disuadiría a Israel de atacar la Franja de Gaza en respuesta a los ataques terroristas contra sus ciudadanos. El discurso del general iraní, agregó, tenía como objetivo enviar un mensaje a los muchos países para apoyar a los grupos de “resistencia” palestinos en la Franja de Gaza. “Israel es una amenaza potencial para los árabes y los musulmanes“, dijo Habib.

Alentados por el respaldo iraní, varios oradores en la conferencia pidieron la formación de un “frente unificado árabe-islámico” contra Israel y Estados Unidos. También hicieron hincapié en que los ataques terroristas contra Israel continuarían y elogiaron a Irán por su pleno apoyo a las facciones palestinas en la Franja de Gaza.

Al prometer continuar ayudando a los grupos terroristas palestinos, Irán está ofreciendo a los dos millones de residentes de la Franja de Gaza más derramamiento de sangre y violencia. El general iraní no ofreció construir un hospital o una escuela para los palestinos. Tampoco se ofreció a proporcionar ayuda financiera para crear proyectos que darían trabajo a los palestinos desempleados en la Franja de Gaza. Su mensaje a los palestinos en la Franja de Gaza: Irán te dará todo el dinero y las armas que necesites, siempre y cuando estés comprometido con la jihad (guerra santa) contra Israel y el “gran Satanás“, Estados Unidos.

El mensaje iraní a los grupos terroristas palestinos llegó en un momento en que varios partidos internacionales intentan resolver la crisis “humanitaria y económica” en la Franja de Gaza. Estos esfuerzos están encabezados por Nickolay Mladenov, coordinador especial de las Naciones Unidas para el proceso de paz en Medio Oriente, quien en las últimas semanas ha estado en la misión de evitar otra guerra en la Franja de Gaza.

Sin embargo, es poco probable que estos esfuerzos tengan éxito mientras Irán continúe apoyando a los grupos terroristas palestinos. Al parecer, Irán quiere mantener el control de sus representantes palestinos para evitar cualquier paz y estabilidad entre árabes e Israel. Irán no ayuda a los grupos terroristas por amor a los palestinos, sino para avanzar en su objetivo de eliminar al “falso régimen sionista“.

Si alguien está preocupado por la intromisión iraní en los asuntos internos de los palestinos, es el presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas y su facción gobernante Fatah. “No queremos convertirnos en un peón en manos de Irán“, dijo Ra’fat Elayan, alto funcionario de Fatah. “Irán está utilizando a Hamás y la Yihad Islámica palestina como una tarjeta de maniobra contra Israel y Estados Unidos, y esto tendrá un impacto negativo en la justa causa palestina. Hemos advertido reiteradamente a los dos grupos sobre la intervención iraní en los asuntos palestinos“.

Mientras tanto, parece que Hamás quiere tener ambas cosas. Por un lado, Hamás quiere que la comunidad internacional intervenga y ayude a la gente de la Franja de Gaza. Por otro lado, Hamás quiere que Irán continúe financiando su terrorismo. El mismo Hamás que está diciendo a los representantes de la ONU que quiere mejorar las condiciones de vida de los palestinos en la Franja de Gaza es el que está tendiendo la mano a Irán para recibir fondos y armas.

Podemos tomar un consejo de la ansiedad de Abbas y Fatah: si están preocupados por los continuos esfuerzos de Irán para infiltrarse en la arena palestina, Estados Unidos y el resto del mundo deben encontrar formas de evitar que Irán use a los palestinos como arma en su batalla para extender su control sobre más y más países en el Medio Oriente y llevar a cabo sus planes letales.

Irán no ha traído más que desastres a Irak, Yemen, Líbano y Siria. Ahora, alguien tiene que intervenir y evitar que Irán ponga un pie en la Franja de Gaza y use a los palestinos como carne de cañón en la campaña de Teherán contra EE.UU. e Israel. ¿Cómo podría alguien hacer eso? No es tan complicado. Cualquier ayuda internacional a la Franja de Gaza debe estar condicionada a terminar con el esfuerzo destructivo de Irán para reclutar grupos palestinos como sus soldados. Es así de simple.

No hay comentarios