Compartelo con Todos!

Durante el comienzo de julio, numerosas partes del hemisferio norte del planeta batieron sus récords de temperaturas más altas. Estados Unidos, Canadá, varios países de Europa e, incluso, Siberia, fueron testigo de olas de calor sin precedentes.

Canadá

En el caso de Canadá, las consecuencias son serias. Se cuentan por decenas los muertos durante una ola de calor que se registró el 5 de julio y que sigue persistiendo.

En Montreal, la ciudad más poblada de la provincia de Quebec, las temperaturas alcanzaron los 36,6 grados centígrados. Son 54 las muertes que se han registrado, según las autoridades locales.

La devastadora ola de calor se une a unos índices de humedad sorprendentemente elevados, lo que recrudece las consecuencias del calor y eleva la sensación térmica.

Para atacar la situación de emergencia, Montreal ha habilitado hasta 19 edificios públicos para puedan servir de centros de refrigeración para que quienes no cuenten con aire acondicionado en sus casas puedan acceder a ellos mientras las temperaturas persisten durante el fin de semana. Se espera que durante el 9 y el 10 de julio las temperaturas se suavicen.

Incluso en Siberia… y en África

Al norte de Siberia (Rusia) y a lo largo de toda la cosa del océano Ártico, las temperaturas subieron el 5 de julio 4,4 grados, lo que hizo que se registrasen 32 grados centígrados.
El mismo día y en África pasó lo mismo: en Argelia fueron testigos de 51,3 grados centígrados. Hasta ahora, el récord con el continente africano lo tenía Marruecos, que en 1961 registró temperaturas de 50,7 grados, recuerda The Washington Post.

Estados Unidos

Las olas de calor también han sacudido durante principios de julio el este de Estados Unidos. El calor se ha unido de nuevo a altos niveles de humedad, lo que empeora la sensación térmica. En Los Ángeles (California) se registraron el 6 de julio 43,88 grados centígrados.

Según los servicios meteorológicos estadounidenses, el último récord en California se alcanzó en 1939, cuando se registraron temperaturas de 42,77 grados. De ahí que en el estado también se hayan abierto centros acondicionados como en Montreal.
Europa

En Escocia durante la misma semana han sido testigos de cómo las temperaturas superaban los 31 grados. El Tiflis (Georgia) las temperaturas alcanzaron los 40,5 grados el 4 de julio. Yereván, la capital de Armenia, sufrió temperaturas parecidas el 2 de julio: 42 grados.

Si bien resulta difícil establecer una relación de causa y efecto entre la evolución de las temperaturas a lo largo del globo y el calentamiento global, también lo es considerar que el aumento paulatino que año tras año se registra en los termómetros no tenga nada que ver.

No hay comentarios