Compartelo con Todos!

Los científicos ya idean una solución para evitar el fin de la banana.

Los científicos advirtieron que las bananas podrían enfrentar una posible extinción, ya que una plaga tropical mortal, conocida como mal de Panamá o fusariosis del banano, se está extendiendo a través de los cultivos de la banana Cavendish en todo el mundo.

Según informa el Daily Mail, la enfermedad de Panamá consiste en una infección por hongos que ya ha golpeado a Asia, África, Medio Oriente, Oceanía y Centro América. Solo falta que llegue a esta zona del continente a atacar, hecho que golpearía duramente a la banana de Cavendish, el plátano más vendido y consumido en todo el mundo.

Ante esto, han realizado diversos tratamientos químicos para lograr frenar este mal, pero ninguno ha resultado. En ese sentido, solamente han detenido su propagación al poner en cuarentena vastas extensiones de tierras de cultivo, aunque los científicos consideran que no es el mejor ni el más efectivo método.

El problema con este tipo de banana es que genéticamente son prácticamente idénticas entre sí, por lo que la enfermedad avanza rápidamente. El asesor de conservación senior en el Royal Botanic Gardens, Richard Allen, señaló a BBC que existe eso sí una posibilidad para lograr frenar este hongo, y curiosamente dicha respuesta también está en un plátano.

Esto debido a que un extraño árbol de Madagascar produce un tipo de banana desagradable y silvestre que es inmune a la enfermedad de Panamá, por lo que estudian crear una especie de híbrido entre esta y la de Cavendish para así evitar una extinción de esta fruta. En ese punto, afirma que quizás al clima y el entorno ambiental de la isla africana ayuda a que el hongo no pueda atacar a dicha banana. “No tiene la enfermedad de Panamá, así que tal vez tenga rasgos genéticos contra la enfermedad”, sostuvo el experto.

Por lo mismo, un grupo de científicos del Royal Botanic Gardens fue a la isla a investigar y logró dar solamente con un puñado de estos plátanos, ya que la inestabilidad climatológica, la tala de árboles y los incendios forestales hacen que este fruto sea difícil de hallar. La Dra. Hélène Ralimanana, del Centro de Conservación Kew Madagascar, destacó que hay que preservar este tipo de banana ya que es un patrimonio de Madagascar.

“Es muy importante conservar el plátano silvestre porque tiene grandes semillas que pueden ofrecer la oportunidad de encontrar un gen para mejorar el plátano cultivado”, expresó.

Mientras tanto, aumenta la preocupación por el futuro de la banana de Cavendish. “Ahora se está colapsando y no hay nada para reemplazarlo. Además de eso, muchas otras variedades son igualmente susceptibles“, precisó el experto en producción mundial de plantas en la Universidad de Wageningen en Holanda, Gert Kema.

Cabe mencionar que, en la primera mitad del siglo XX, el plátano más comercializado en el mundo era del tipo “Gros Michel”. Sin embargo, la enfermedad de Panamá la atacó con todo, causando prácticamente su muerte.

No hay comentarios