Compartelo con Todos!

Los equipos de rescate han tenido que liberar a un joven que se había quedado atrapado en una carretera cuyo asfalto se había debilitado a causa del calor.

Aquellas frases hechas que empleamos a menudo cuando hace calor, eso de que se caen los pájaros y se derrite el asfalto, puede que no sean fruto de nuestra exageración y, sin embargo, constituyan un fiel retrato de los días más duros del verano.

Desde luego así es en Reino Unido, donde una inusual ola de calor está pegando tan fuerte que incluso se están derritiendo las carreteras, literalmente. Y es que ha llegado a tal punto que los equipos de emergencia han tenido que llegar a intervenir este jueves para rescatar a un joven que se había quedado atrapado en el asfalto.

Liberarle la pierna con un cincel

El pobre hombre, de 24 años, tuvo que llamar este jueves a los bomberos para que lo ayudasen a recuperar su pie izquierdo, hundido en una carretera de Newcastle:

Los bomberos han publicado las fotografías del rescate en su cuenta de Twitter, explicando que el joven había mantenido la calma mientras telefoneaba a emergencias y que su tobillo se salvó de una rotura por llevar unas Martens, un calzado muy duro.

Los rescatadores tuvieron que perforar el suelo con un cincel y un martillo para poder liberar la pierna del joven, que acabó saliendo ileso de milagro.

 

No hay comentarios