Compartelo con Todos!

La disminución de la extensión glaciar en el mar puede causar daños significativos en el ecosistema marítimo.

Científicos noruegos del Instituto de Estudios Maritimos y el Centro Bjerknes del Cambio Climático pronostican en un estudio reciente que el clima ártico podría volverse más cálido, adquiriendo rasgos propios de la región del Atlántico.

Tras analizar datos recabados entre los años 1970-2016, los científicos descubrieron que la temperatura del mar aumenta, así como a su salinidad, debido a escasez del influjo de agua potable. Esto causa corrientes de calor que perturban la extensión de los glaciares e incrementan la temperatura del mar.

Los expertos advierten que este proceso será irreversible, porque en el Ártico se ha generado un así llamado “punto caliente” que puede causar efectos nocivos al ecosistema del mar. El cambio climático puede afectar a mamíferos marinos asociados al hielo, como osos polares y focas, o algunas especies de peces.

Previamente, los investigadores ya advirtieron que el hielo desaparece del mar de Barents con una rapidez asombrosa. Los científicos de la Universidad de Reading pronosticaron que a mediados del siglo XXI, por la ruta transártica, que ahora solo se puede surcar con rompehielos, podrán pasar buques convencionales.

No hay comentarios