Compartelo con Todos!

El príncipe Guillermo de Inglaterra comenzó su visita a Palestina con una reunión en Ramala con el presidente Mahmud Abbas, tras estar ayer y esta mañana en Israel en el primer viaje oficial de un miembro de la casa real británica desde que acabó su protectorado sobre la región en 1948.

El príncipe Guillermo y Abbas se reunieron en el recinto presidencial palestino en Ramala en la primera visita de este tipo a Cisjordania por un miembro de la familia real británica.

“Los palestinos son serios en su deseo de lograr la paz con Israel”, dijo este miércoles el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, al príncipe Guillermo.

“Queremos alcanzar la paz a través de las negociaciones”, dijo Mahmud Abbas al príncipe Guillermo.

El nieto de Isabel II fue recibido en la Muqata (palacio presidencial) y tiene previsto participar en varios encuentros culturales y oficiales tras su reunión con Abbas, entre ellos asistir a un espectáculo de Dabke, baile tradicional palestino.

“Emocionados de que el príncipe Guillermo comience su visita histórica a los territorios palestinos ocupados hoy”, informó el Consulado británico en Jerusalén, que ayer calificó la visita de “momento histórico”.

La terminología usada en la agenda de la casa real británica, que considera la visita que el príncipe hará mañana en Jerusalén Este como parte de su viaje a los “territorios palestinos ocupados”, como denomina la mayor parte de la comunidad internacional a esa parte de la ciudad, generó controversia entre algunas figuras políticas israelíes.

Ayer, el duque de Cambridge se reunió en Jerusalén con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente, Reuvén Rivlin, en encuentros que estuvieron marcados por el estricto protocolo y el tono cordial.

En su reunión con Rivlin, este le instó a transmitir un mensaje a su homólogo Abás para que palestinos e israelíes vuelvan a buscar juntos la paz.

Guillermo realizó las últimas visitas de su agenda israelí en Tel Aviv, donde se encontró con la cantante ganadora de Eurovisión 2018, Netta Barzilay, con quien paseó y charló unos minutos por el centro de la ciudad, y visitó un centro cultural donde se encontró con jóvenes activistas.

Anoche, fue recibido en la embajada de Reino Unido en Ramat Gan, en el área de Tel Aviv, en una cena en la que asistieron unas 400 personas, incluidos líderes políticos israelíes, entre ellos Netanyahu.

No hay comentarios