Compartelo con Todos!

El grupo de Playas de la Guardia Urbana de Barcelona ha abierto una investigación.

El grupo de Playas de la Guardia Urbana de Barcelona ha abierto una investigación tras la aparición de centenares de peces, la mayoría bogas, que han aparecido muertos flotando junto a la playa de la Barceloneta.

Los agentes, en coordinación con el Departamento de Recursos Marinos Renovables, han recogido una veintena de ejemplares y los han trasladado a la Facultad de Veterinaria de Bellaterra y a L’Aquàrium de Barcelona, donde, en un primer informe, han determinado que los peces estaban sanos.

La mayoría de los peces muertos, que tienen una longitud de unos 12 centímetros de largo, son de la especie “Leporinus obtusidens”, comúnmente llamados boga.

La Guardia Urbana ha informado de la aparición de los peces muertos en un tuit en el que ha asegurado que “el primer informe del laboratorio, una vez realizado un análisis superficial de los animales, incluidas agallas y cavidad interna, parece que estaban sanos“.

Por ello, la primera hipótesis, según fuentes municipales, es que podría tratarse de peces, entre los que también había alguna sardina, que podrían haberse arrojado o desprendido desde una barca de pesca, aunque tampoco se descarta que pudiesen haberse visto afectados por algún vertido, cosa que deberán determinar análisis más detallados.

No hay comentarios