Compartelo con Todos!

Este matarife fue detenido después de realizar esa cruel actividad en plena calle desde 2012.

Un tribunal de Kenia ha condenado este lunes a tres años de cárcel a un hombre después de que confesara haber matado a más de un millar de gatos para vender su carne para hacer samosas, después de que fuera descubierto y casi linchado en la localidad de Nakuru (centro).

Según las informaciones recogidas por el diario keniano ‘The Nation’, el hombre, James Mukangi, se ha declarado culpable de cargos por matar y vender la carne de los animales.

Mukangi había dicho horas antes que mató y despellejó a más de 1.100 gatos en los últimos ocho años para vender su carne y ha detallado que ganó 500.000 chelines (cerca de 4.200 euros) con esta práctica.

“Siempre hubo una alta demanda de carne de gato que nunca llegué a satisfacer debido a la falta de gatos en mi zona. Fue duro cuando empecé el negocio, pero mi clientela ha crecido”, explicó.

“Tenía clientes a los que vendía la carne de gato desde hace cerca de ocho años”, afirmó Mukangi, quien fue descubierto despellejando un gato el domingo en la localidad, tal y como recogió el diario local ‘The Star’.

La Policía tuvo que intervenir para evitar que el hombre fuera agredido por residentes locales. Githui Kaba, un veterinario del país, recalcó que el consumo de carne de gato es inseguro e ilegal debido a que no pasa inspecciones sanitarias.

No hay comentarios