Compartelo con Todos!

El rey de Jordania, Abdalá II partió hacia Estados Unidos acompañado de su esposa Rania para conversar con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre asuntos de Oriente Medio, incluido el estancado proceso de paz entre israelíes y palestinos.

Ambos líderes se reunirán en la Casa Blanca el lunes.

El monarca también tiene previsto reunirse con altos funcionarios de la administración de Trump y miembros del Congreso, dijo el palacio en un comunicado.

La Casa Blanca dijo en un comunicado que “discutirían asuntos de interés mutuo, incluido el terrorismo, la amenaza de Irán y la crisis en Siria. Ambos trabajarán para lograr una paz duradera entre israelíes y palestinos”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Jordania, Ayman Safadi se reunió esta semana en Ammán con el jefe de inteligencia y negociadores palestinos para discutir el proceso de paz israelí-palestino, que ha estado paralizado desde 2014.

El rey Abdalá conversó este martes sobre el tema con Jared Kushner, yerno y asesor de Trump, y el enviado especial, Jason Greenblatt, un día después de haber recibido al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Jordania es aliado de Estados Unidos y el segundo país árabes que ha firmado un tratado de paz con Israel después de Egipto.

El reino es el guardián de los sitios sagrados islámicos en Jerusalén y ha desempeñado un papel importante en el proceso de paz al apoyar una solución de dos Estados o la creación de un Estado palestino al lado de Israel.

La administración de Trump desató la ira en todo el mundo árabe al reconocer a Jerusalén como la capital del Estado judío y trasladar la embajada de EE.UU. a la ciudad. Cómo resultado, el liderazgo palestino congeló todos los contactos con funcionarios estadounidenses.

Las medidas del gobierno estadounidense fueron bien recibidas por los israelíes de todo el espectro político.

No hay comentarios