Compartelo con Todos!

Se trata del primer caso en el Estado de Idaho en casi tres décadas, tal como han explicado desde el Departamento de Salud del Distrito Central.

Un niño en Idaho (Estados Unidos) se recupera tras contraer la peste bubónica, una enfermedad infecciosa y contagiosa que se caracteriza por la aparición de bultos dolorosos en los ganglios de la cervical, las axilas y las ingles, también conocida como «muerte negra».

Este hecho, confirmado por el Departamento de Salud del Distrito Central (CDHD), supone el primer caso confirmado de peste en Idaho en 26 años, tal como explica «iflscience». Así, Christine Myron, portavoz de dicho departamento, dijo que el niño, que no ha sido identificado, ya se encuentra en su casa en el condado Elmore y está respondiendo bien al tratamiento con antibióticos.

El menor comenzó a presentar los síntomas a finales de mayo y a principios de esta semana las autoridades sanitarias recibieron una prueba de laboratorio que confirmaba que tenía la peste bubónica, explicó Myron. Pero agregó que los casos de peste en humanos son muy raros en el citado estado y que los más recientes se registraron en 1991 y 1992.

Sin embargo, todavía no está claro si el niño estuvo expuesto a la enfermedad en Idaho o durante un viaje reciente a Oregón, tal como señaló el Departamento de Salud del Distrito Central.

Sarah Correll, una epidemióloga del Departamento de Salud del Distrito Central, aseguró que la plaga puede transmitirse a los humanos por pulgas infectadas. «El riesgo de contraer peste puede disminuir si se trata a las mascotas contra las pulgas y se evita el contacto con la vida silvestre. Use repelente de insectos, pantalones largos y medias cuando visite las áreas afectadas por la peste», comentó.

No hay comentarios