Compartelo con Todos!

El sismo de intensidad 6.1 ocurrió al norte de Osaka, en el oeste del país, poco después de las 8:00 locales (7:00 pm del domingo ET). Varios edificios se han derrumbado e incendiado, según las imágenes emitidas por las televisiones locales, que informan que podría haber personas atrapadas.

Al menos tres personas murieron y más de 210 resultaron heridas este lunes por un fuerte terremoto que derribó muros y desató algunos incendios en la zona metropolitana de la ciudad japonesa de Osaka.

El sismo de magnitud 6.1 ocurrió poco después de las 08:00 al norte de Osaka (7:00 pm del domingo ET), en el oeste del país, a una profundidad de unos 13 kilómetros (ocho millas), informó la Agencia Meteorológica de Japón. Las sacudidas más fuertes se registraron al norte de Osaka, pero el sismo afectó amplias partes del oeste de Japón, incluido Kioto, agregó.

No se emitió ninguna advertencia de tsunami. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, dijo que las autoridades están evaluando los daños y que su principal prioridad es la seguridad de los residentes.

Una de las víctimas era una niña de 9 años, Rina Miyake, a la que le cayó encima un muro de concreto en su escuela primaria en Takatsuki. Un hombre mayor de 80 años falleció también por la caída de un muro en la ciudad de Osaka, y otro de 84 años perdió la vida en la cercana Ibaraki aplastado por un librero en su casa, según autoridades municipales.

Los hospitales atendieron a 214 personas con heridas provocadas por el sismo explicó la agencia de gestión de desastres. La mayoría de los lesionados estaban en Osaka, la segunda ciudad del país. Funcionarios locales no ofrecieron más detalles, pero en Kioto y otras tres prefecturas cercanas se reportaron heridos leves.

Muchas viviendas y edificios, incluyendo un importante hospital, estaban temporalmente sin electricidad, aunque la mayoría de las zonas afectadas recuperaron el suministro a media tarde.

El movimiento telúrico derribó muros, rompió cristales y generó algunos incendios. También derribó estanterías de libros en casas y de comestibles en supermercados, al tiempo que provocó daños en carreteras y tuberías, lo que interrumpió el servicio de agua.

El servicio ferroviario y del tren subterráneo en el área de Osaka fue suspendido para revisar que no hubiera daños.

Varios edificios en las ciudades de Osaka y Takatsuki se han derrumbado e incendiado, según las imágenes emitidas por las televisiones locales, que ha informado de que podría haber personas atrapadas.

El temblor causó la suspensión del servicio de tren bala en la zona, así como de los servicios ferroviarios locales de las prefecturas de Osaka, Shiga, Hyogo, Kioto y Nara, que retomaron su actividad horas después.

El suministro eléctrico ya se ha recuperado en la región después de que unas 170,000 viviendas sufrieran cortes de electricidad, mientras que 110,000 no tienen gas y según la empresa Osaka Gas, tardarán unos 10 días en restablecer el servicio.

Algunas ciudades sufren también cortes de agua y también se ha producido la inundación de algunas zonas en la prefectura de Osaka por rupturas en el alcantarillado.

15 reactores nucleares sin daños
Según el ministerio de Salud, algunos centros médicos de la zona han sufrido daños en sus infraestructuras, así como cortes de agua, parones en los ascensores y escasez de personal, ya que algunos trabajadores no han podido acceder a sus puestos por la falta de transporte.

El aeropuerto Internacional de Kansai, el más importante del oeste de Japón, ha sido reabierto después de que se confirmara el buen estado de sus pistas, mientras que en el segundo aeropuerto de esta ciudad, el de Osaka, se cancelaron 80 vuelos.

Ninguno de los 15 reactores nucleares con los que cuenta esta región se han visto afectados por el temblor, indicaron las autoridades.

El terremoto afectó una importante área industrial del centro de Japón. Panasonic, con sede en Osaka, dijo que detendría la producción en dos de sus plantas, una que produce dispositivos de iluminación y otra para proyectores.

Daihatsu Motor Co, una unidad de Toyota Motor Corp, dijo que suspendió la producción en sus fábricas en Osaka y Kyoto mientras revisaba los daños.

Según señaló la Agencia Meteorológica nipona, es la primera vez que la prefectura de Osaka registra un terremoto de esta intensidad desde que en 1923 se empezaran a registrar estos datos.

 

No hay comentarios