Compartelo con Todos!

En una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU este lunes, Nikki Haley sostuvo que Pionyang “está rogando por una guerra”.

La Administración de EE.UU. “tendrá que pagar caro por la reprimenda” que su embajadora Nikki Haley pronunció este lunes ante la ONU, reza un comunicado de la agencia gubernamental norcoreana KCNA.

En la reciente reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU, Nikki Haley declaró que las acciones del líder norcoreano Kim Jong-un “no pueden ser consideradas como defensivas”, y que “su uso abusivo de misiles y sus amenazas nucleares demuestran que está rogando por una guerra”. Al mismo tiempo, la diplomática precisó que “la guerra nunca es algo que quiere EE.UU.” y que tampoco la busca ahora, pero la paciencia del país “no es ilimitada” y EE.UU. defenderá tanto a sus aliados como a su territorio.

Imagen ilustrativaMéxico expulsa al embajador de Corea del Norte
En un comunicado publicado este viernes, la agencia norcoreana escribió que “Nikki Haley, una prostituta política, ha iniciado un ataque histérico, exasperada por el armamento nuclear de Corea del Norte, que ha llegado a su fase final”.

Tras unas duras críticas hacia la representante estadounidense, tildada también de “una mujer depravada y una diplomática principiante”, la agencia señaló que “las amenazas nucleares y el chantaje de EE.UU. empujaron a Corea del Norte a tener acceso a las armas nucleares”, que “es una opción razonable para proteger sus derechos vitales y su soberanía”.

“Nikki Haley debería tener cuidado con su lengua aunque podría ser una tonta ciega”, concluyó el medio norcoreano

No hay comentarios