Compartelo con Todos!

El gobierno chino condenó “duramente” el sexto ensayo nuclear realizado este domingo por Corea del Norte e inmediatamente activó un plan de emergencia para medir los niveles de radiación en las provincias que limitan con ese país, informaron las autoridades.

En un corto comunicado difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de China, el gobierno instó a Corea del Norte a “dejar de agravar la situación” con actos “que no le benefician”.

“Corea del Norte ha ignorado la oposición general de la comunidad internacional y efectuado un nuevo ensayo nuclear. El gobierno chino expresa su oposición tajante y condena duramente esta acción”, dice el documento.

Pocos minutos después de que Corea del Norte difundió la noticia de haber cumplido “con éxito” la prueba de su nueva bomba de hidrógeno, la más poderosa hasta la fecha, el gobierno de China empezó a medir los niveles de radiación en la frontera con Corea del Norte.

El Ministerio de Medio Ambiente de China informó en sus redes sociales que, a raíz de la prueba efectuada por el régimen de Pyongyang, se puso en marcha un plan para efectuar “mediciones de control de emergencia de la radiación” en las zonas fronterizas del noreste.

Según el comunicado, las estaciones de control automático de las radiaciones, situadas en las tres provincias del noreste (Heilongjiang, Jilin y Liaoning) y en la de Shandong (este) “están funcionando con normalidad”.

La explosión nuclear fue una de las más potentes hasta la fecha y ocasionó un sismo que se sintió en las regiones fronterizas del noreste chino, lo que ocasionó que en minutos los jóvenes inundaran las redes sociales con imágenes del movimiento.

El ensayo además ensombreció el inicio del Foro de Negocios Brics (Brasil, Rusia, India, China, Sudafrica), un evento paralelo a la novena cumbre de este bloque de economías emergentes, que se desarrolla desde hoy hasta el miércoles en la ciudad de Xiamen (sureste).

En el discurso de apertura del foro, el presidente chino Xi Jinping no se refirió directamente al ensayo nuclear efectuado por el líder Kim Jong, sin embargo, mencionó que “incesantes conflictos en algunas partes del mundo (…) ponen en riesgo la paz mundial”.

Esta es la segunda vez que Corea del Norte opaca un evento liderado por el presidente Xi Jinping. En mayo, cuando se desarrollaba en Pekín el Foro ‘Una Franja Una Ruta’ con decenas de líderes asiáticos discutiendo sobre el desarrollo económico, Pyongyang anunció el lanzamiento de un nuevo misil.

Según los expertos, el ensayo realizado este domingo aumentará las presiones de la comunidad internacional hacia China para que imponga sanciones económicas más fuertes a Corea del Norte, con el fin de evitar que continúe con sus ambiciones nucleares. (I).

No hay comentarios