Compartelo con Todos!

Los próximos ejercicios conjuntos de EE.UU. y Seúl “echan leña al fuego” y pueden terminar mal, advierten desde Corea del Norte.

El principal periódico oficial de Pionyang ha calificado de “comportamiento irresponsable” y “acción rival” la convocatoria de los ejercicios conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur para los próximos días 21 a 31 de agosto. El evento militar “lleva la situación a una fase incontrolable de la guerra nuclear”, asegura ‘Rodong Sinmun’.

De cara a las maniobras, designadas Ulchi Freedom Guardian, el medio recuerda que Guam, Hawái e incluso el territorio continental estadounidense están vulnerables ante un ataque con misiles. Por lo tanto, no podrán “evadir el ataque sin piedad”.

Los ejercicios estarán divididos en dos etapas. Durante la primera los participantes se entrenarán en reducir el daño causado a un territorio con instalaciones de importancia por los ataques de un enemigo convencional. La segunda parte incluirá operaciones conjuntas de las tropas surcoreanas y estadounidenses en caso de una invasión desde el norte.

El artículo constata que EE.UU. “sigue ignorando las múltiples advertencias” de los militares norcoreanos. Junto con sus aliados en Seúl “echan leña al fuego” por medio del nuevo simulacro.

La declaración de la prensa no significa la inminencia de un ataque, puesto que —ya a sabiendas de las próximas maniobras— el líder del país, Kim Jong-un, se mostró dispuesto a observar “un poco más la tonta y estúpida conducta de los yanquis”. Sin embargo, con ella Pionyang se reserva el derecho a apuntar contra EE.UU. en cualquier momento.

El periódico menciona también una congregación contra Ulchi registrada el 14 de agosto en Seúl. Los manifestantes, convocados por la “vanguardia” estudiantil y sindical por la reunificación, propusieron que Trump “cierre la boca” y cancele los ejercicios.

No hay comentarios