Compartelo con Todos!
Teen holding open Bible on black background

Muchos seguidores de Jesús, que van a la igleisia y creen en la Biblia, en muchas ocaciones toman como verdaderas ciertas cosas que son completamente antibíblicas. ¿Cómo es esto posible? Normalmente puede que oigamos a alguien citar un dicho que nos parece cierto, así que comenzamos a repetirlo como si una verdad Bíblica sin siquiera escudriñar las Escrituras. Muchas de estas declaraciones antibíblicas han ganado el suficiente empuje como para que muchas personas crean que realmente forman parte de la Biblia. Estas frases no solo son antibíblicas, sino que la mayoría de ellas enseña lo opuesto a lo que muestra la Biblia.




Aquí hay una lista de distintas frases antibíblicas que muchos creyentes suelen creer:

1. Dios ayuda a los que se ayudan a sí mismos

Esta declaración es absolutamente contraria al Evangelio. La auto confianza, la justicia propia, o cualquier actitud que se apoye en nosotros mismos suele obstruir el trabajo de Dios. Jesús salva a aquellos que mueren a sí mismos: “Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.” (Mateo 16:24)

2. Dios quiere que sea feliz

Es común en mucha gente pensar que Dios existe para ser nuestro “mago personal” esperando hacer realizaz todo lo que deseamos. Es sorprendente como solemos justificar nuestras acciones pecaminosas diciendo: “Dios solo quiere que sea feliz”. La felicidad está vinculada con los sentimientos y las emociones que usualmente dependen de las circunstancias, y éstas cambian todo el tiempo. Dios desea que seamos obedientes a Él, que confiemos en Él, y que sepamos que todo lo que hace es para nuestro bien, incluso si no me hace sentir “feliz” en ese momento. “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” (Romanos 8:28)




3. Todos somos hijos de Dios

Aunque Dios nos ha creado a todos… no todos tienen una relación de pertenencia con Él. Solo aquellos que se han arrepentido del pecado, han puesto su fe en Jesucristo teniéndolo como Señor y Salvador, y tienen el Espíritu Santo de Dios dentro de ellos pueden declarar a Dios como su Padre: “…sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!
El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.” (Romanos 8:15 – 16).

Sin embargo, aquellos que no tienen a Jesús como su Salvador, ni tienen el Espíritu Santo de Dios dentro de ellos, pertenecen a Satanás: “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,” (Efesios 2:1-2). “En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.” (1 Juan 3:10)

4. Todos adoramos al mismo Dios

Es cierto que existe un único Dios vivo y verdadero: “Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro.” (Deuteronomio 4:39). Sin embargo, Él solo acepta a los que adoran a través de Jesucristo, no Mahoma, Buda, Joseph Smith, la Virgen María, etc: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” (Hechos 4:13)

¿Qué otras frases conocen que suelan repetirse y que sean antibíblicas?

Fuente: Hello Christian

No hay comentarios