Compartelo con Todos!

Las iglesias constantemente tienen que luchar con el pecado y la mundanalidad, pero hoy en día, se está acomodando el pecado para que no se vea “tan malo”, un ejemplo de ello es el pegadizo ritmo de “DESPACITO”, con el cual muchas iglesias han cambiado su letra adaptándola a un contenido cristiano y así disfrutar del mismo ritmo musical.




Una iglesia evangélica mexicana  terminó siendo contagiada por la popular canción secular “Despacito” donde cantaron una “versión cristiana” en pleno culto con los jóvenes de la iglesia.

Ellos aseguran que son “una comunidad de personas transformadas por el Espíritu Santo que confiesan a Jesucristo como su Salvador. En obediencia a la Palabra de Dios, se reúnen bajo un liderazgo calificado para recibir enseñanza, ser instruidos y exhortados a buscar la madurez, adorar a Dios y tener comunión el uno con el otro”, según su sitio web.

La canción no tiene fronteras, tal caso es el de un grupo de católicos. El sacerdote católico, Gabriel Ghione, de una iglesia de la localidad cordobesa de San Francisco, se hizo famoso porque adaptó el hit a la liturgia cristiana y se grabó en un vídeo en el que canta y baila en plena misa.





El vídeo fue filmado por un feligrés de la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y publicadas en la página de Facebook de Radio San Francisco. De acuerdo a ese posteo, la versión cristiana católica dice: “quiero caminar contigo, quiero ser tu amigo, que me enseñes tu palabra” o “Padre Santo, aquí estamos, somos hermanos”.

Aquí le dejamos también este vídeo de un dúo cristiano que grabó la primera versión cristiana del tema.

No hay comentarios