Compartelo con Todos!

Un atentado suicida con explosivos caseros ocurrido tras una actuación de la artista estadounidense Ariana Grande en el estadio Manchester Arena de la ciudad británica, con capacidad para unas 21.000 personas, ha dejado 22 muertos, entre ellos varios menores, y 59 heridos de diversa consideración. La campaña electoral británica ha quedado suspendida.




La primera ministra, Theresa May, ha comparecido este martes ante la prensa tras una reunión de emergencia con su gabinete y ha asegurado que la policía cree que el ataque fue perpetrado por una sola persona, que murió en la explosión, y que las autoridades la habrían identificado, sin dar más detalles. El atacante tenía la intención de hacer “el mayor número de víctimas”, ha asegurado.

“Puedo confirmar que hay niños entre los fallecidos”, indicó el jefe de Policía de Manchester, Ian Hopkins en rueda de prensa. “El autor, puedo confirmar, murió en el Arena. Creemos que el atacante llevaba un artefacto explosivo improvisado que él detonó, causando esta atrocidad”, explicó Hopkins. Al parecer, el atacante pudo activar la bomba en el vestíbulo que conecta el recinto cubierto con la estación de trenes de Victoria, que sigue parcialmente suspendida su actividad.

Los hechos se produjeron alrededor de las 22:35 (hora local), cuando la actuación ya había finalizado y las luces del estadio ya estaban encendidas. Parte del público huyó precipitadamente del estadio tras escuchar las explosiones. Los testigos han descrito las detonaciones como “ruidos de disparos o de bombas”, tras lo cual se produjo una ola de pánico, con gritos, carreras y empujones para abandonar el recinto.




El origen de las detonaciones, según los asistentes, se situaría en la zona de las taquillas del recinto. Sin embargo, los responsables del Manchester Arena aseguran que el estallido se produjo “en el espacio público”, fuera de sus dependencias.

Varias dotaciones policiales, numerosas ambulancias y un helicóptero medicalizado se desplazaron hasta el lugar del suceso para atender a las víctimas. La estación de Victoria, próxima al estadio, quedó bloqueada tras el incidente y no se permite el tránsito de trenes. Varias horas después del incidente, la policía ha llevado a cabo una “detonación controlada” de un artefacto sospechoso hallado en los jardines de Cathedral Gardens, cerca del Manchester Arena. No obstante, ha resultado ser una falsa alarma.

La policía toma posiciones tras las explosiones en el Manchester Arena durante un concierto de Ariana Grande
La policía toma posiciones tras las explosiones en el Manchester Arena durante un concierto de Ariana Grande (Peter Byrne / AP)

Se desconoce si las muertes se produjeron debido a la explosión o a una estampida. “Se produjo una explosión y todas las personas que estaban en el otro lado del pabellón se pusieron a correr de pronto hacia nosotros porque trataban de salir hacia la calle Trinity Way. Esa salida estaba bloqueada y todo el mundo corría para encontrar otra vía lo antes posible”, ha explicado Majid Kahn, un joven de 22 años, estaba dentro del recinto cuando escuchó la detonación.

Cheryl McDonald, quien fue al conciertocon su hija de nueve años ha declarado a la cadena Sky News: “No he estado tan asustada en toda mi vida. Mi hija está muy, muy conmocionada”. Esta madre no pudo evitar las lágrimas al rememorar la escena “devastadora” y “llena de niños”. Hay testimonios de heridas de metralla que concuerdan con una bomba de clavos.

Paula Robinson, una mujer de Manchester, ha explicado a Reuters que estaba en la estación de trenes al lado del recinto cuando sintió la explosión y vio a decenas de adolescentes huir del lugar. Robinson llevó a decenas de niñas a un Holiday Inn Express cercano y tuiteó su número de teléfono para que los padres se pusieran en contacto con ella. Agregó que desde ese momento su móvil no dejó de sonar.

Cientos de personas continúan buscando a familiares y amigos que asistieron al concierto. Las redes sociales se han llenado de mensajes de personas que aún no han recibido noticias de sus seres queridos. Facebook ha activado su función de verificación de seguridad, por la que sus usuarios pueden colgar un mensaje para comunicar que están a salvo, mientras que las autoridades han puesto a disposición de la ciudadanía una línea telefónica de emergencia.

Cientos de personas continúan buscando a familiares y amigos que asistieron al concierto

Tras la tragedia, dos hoteles próximos al Manchester Arena, el Holiday Inn y el Premier Inn, han acogido durante la noche a menores que no han podido regresar a sus hogares, informó hoy la cadena de radio BBC.

Entre aquellos que continúan hoy buscando figura Charlotte Campbell, de Manchester, quien declaró al programa “Today” de BBC 4 que desconoce el paradero de su hija de 15 años, Olivia. ”La última vez que contacté con ella fue a las ocho y media la pasada noche. Estaba en el concierto, acababa de ver a los teloneros y dijo que se lo estaban pasando en grande y me dio las gracias por dejarle ir”, explicó Campbell.

La preocupada madre agregó que Olivia acudió al concierto de la cantante Ariana Grande con su amigo Adam, quien fue localizado esta mañana ingresado en un hospital de esta ciudad del noroeste de Inglaterra. ”He llamado a todo el mundo, hospitales, policía, todos los centros donde se acogieron a niños. Su padre la está buscando en Manchester”, señaló. La Policía ha confirmando que varias personas siguen desaparecidas tras el siniestro.

La cantante estadounidense ha confesado que no tenía palabras para expresar sus sentimientos, tras la explosión al término de su concierto en Manchester que ha causado 19 muertos y 59 heridos. “Rota. Desde el fondo de mi corazón, lo siento mucho. No tengo palabras”, afirmó la estrella del pop en un mensaje de Twitter que recibió más de 83.000 adhesiones en apenas diez minutos.

Scooter Braun, representante de Ariana Grande, expresó por su parte su dolor por las víctimas de la explosión. “Esta noche, nuestros corazones están rotos. Las palabras no pueden expresar nuestro dolor por las víctimas y las familias dañadas en este ataque sin sentido”, dijo Braun en las redes sociales.

“Lloramos por las vidas de los niños y los seres queridos a quienes se ha llevado este acto cobarde”, dijo el representante de la estrella del pop, que agradeció su trabajo a los servicios de emergencias de Manchester que “se lanzaron hacia el peligro para ayudar a salvar vidas”.

La policía ha pedido a voluntarios sanitarios y familiares de las afectados que acudan al Etihad Stadium, el estadio del Manchester City, que se ha habilitado como centro de atención a las víctimas. La Policía ha informado de que los heridos están siendo atendidos en seis hospitales y que los numerosos voluntarios que han ofrecido sus servicios y los familiares que requieran información pueden acudir a la puerta once del estadio del City, convertido en centro de coordinación de la ayuda.

 

No hay comentarios