Compartelo con Todos!

Según informa el diario japonés Nikkei, dos portaaviones y un submarino nuclear han sido desplegados por EE.UU. en la península coreana y están preparados para lanzar ataques con misiles contra Corea del Norte en el caso de “sufrir cualquier provocación”.




El periódico nipón realizó una estimación de que unos 300 misiles de crucero podrían alcanzar objetivos militares clave del país, incluyendo instalaciones subterráneas. Estados Unidos tiene la esperanza de que por el la fuerte presión militar a la que están sometiendo a Pyongyang, se vean obligados a dar marcha atrás y detengan su programa armamentístico.

Esta presión militar se ve materializada mediante la presencia en la zona de un grupo de ataque naval de EE.UU., liderado por el portaaviones nuclear USS Carl Vinson. El grupo incluye también 24 cazabombarderos F/A-18, 10 aviones de reabastecimiento, 10 aviones antisubmarinos, seis helicópteros antisubmarinos, cuatro aviones de guerra electrónica EA-6B y cuatro aviones de alerta temprana E-2.

Nikkei apunta a varios informes sobre importantes movimientos de personal y suministros a instalaciones subterráneas en Corea del Norte. También han sido interceptadas comunicaciones por radio consideradas como reservadas para situaciones de emergencia.




El Ejército de EE.UU. están siguiendo de cerca estos movimientos y trabajan en localizar cuales serán los primeros objetivos a atacar en caso de que estallasen las hostilidades en la península coreana.

Entre estos primeros blancos que atacarían los misiles de crucero americanos se encuentran los sitios de pruebas nucleares, las instalaciones donde se realiza el enriquecimiento de uranio y los túneles donde se ocultan las lanzaderas móviles de misiles.

Estados Unidos es capaz de lanzar 300 misiles, una cantidad hasta cinco veces mayor que la que empleó su ejército en el reciente ataque contra Siria que tuvo lugar en Abril.

No hay comentarios