Compartelo con Todos!

Después de momentos de terror vividos, Mosul comienza a mostrar signos de recuperación. Un grupo de jóvenes de un barrio musulmán de la ciudad erigió una cruz al lado de una iglesia en un intento de persuadir a los cristianos a regresar a sus hogares.




Habían huido de la ciudad iraquí debido a la persecución religiosa llevada a cabo por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Los residentes del barrio El Arabi ponen la cruz hasta la colina donde se encuentra el monasterio de Mar Guergues en presencia de ciudadanos cristianos. El activista civil, Basem al Tai dijo a EFE que esta es la primera iniciativa de los habitantes de invitar a los cristianos a regresar a sus lugares de origen, después que el IE ocupara la ciudad en 2014.




ai dijo que la medida buscaba expresar su solidaridad con los demás cristianos.” Añadió que poner la cruz se opone al IE y recuerda al mundo las atrocidades llevadas a cabo por el grupo terrorista. También invitó a los cristianos a regresar a sus hogares, ya que son “la sal de Irak. Una ciudad sin los cristianos es como la comida sin sabor “.

Basem, que dirige la ONG local Safinat Nuh (Arca de Noé) para la convivencia pacífica, dijo que los voluntarios hacen varias conferencias para que los cristianos a recuperen la confianza perdida después de 2014. “Estamos preparando otros proyectos y trabajos para la devolución de todas las familias cristianas “, dijo.

Samer Ilyas, escritor cristiano y uno de los residentes de la región, dijo que la idea de los jóvenes musulmanes era “muy buena” porque el distrito vivió un gran número de cristianos. “Estamos acostumbrados a este tipo de actitud de nuestros hermanos musulmanes, y esto también indica la buena gente que son y la autenticidad de sus acciones”, dijo.

No hay comentarios