Compartelo con Todos!

El líder norcoreano Kim Jong-un ha presidido unos ejercicios de desembarco aéreo de las fuerzas especiales del Ejército Popular, en un momento de especial tensión entre el régimen de Pyongyang y el Gobierno de Estados Unidos y en el que nuevas fotos muestran que la base nuclear norcoreana estaría “preparada y lista” para una nueva prueba atómica.




Durante las maniobras, cuya fecha y lugar de ejecución no se han especificado, tropas aerotransportadas realizaron operaciones de desembarco y prácticas de tiro ante la mirada del mariscal, que siguió el desarrollo de las mismas desde un puesto de vigía a través de unos binoculares, según ha informado el diario estatal Rodong Sinmun.




Los ejercicios, en los que compitieron entre sí varios batallones de distintas unidades, se llevaron a cabo en el marco de las celebraciones que Pyongyang prepara para festejar este sábado su “Día del Sol”, que recuerda la fecha de nacimiento del fundador del país, Kim Il-sung.

 

Este año la cita cobra una importancia especial al tratarse del 105 aniversario del fundador de la dinastía Kim y abuelo del actual líder.

Los festejos vienen este año marcados por la creciente tensión en la península coreana tras los repetidos ensayos armamentísticos de Pyongyang, a los que la Administración Trump ha decidido responder por primera vez con acciones concretas: el envío de un portaaviones nuclear a la zona.

Advertencia ante un ataque preventivo

Tras la reciente ofensiva estadounidense con misiles de crucero sobre una base aérea siria, una maniobra que según analistas pretende enviar un mensaje de advertencia a Pyongyang, Washington ha vuelto a hacer alusiones a un ataque preventivo sobre Corea del Norte, un escenario que supuestamente ha estado analizando, mientras que Pyonyang ha asegurado que está “lista para la guerra”.

 

No hay comentarios