Compartelo con Todos!

En las últimas semanas de su presidencia, Barack Obama, y sus aliados buscan aislar al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en un momento en que las relaciones entre ambos países han alcanzado su nivel más bajo en décadas, escribe ‘The Guardian’.

Según el diario, tras no vetar el pasado viernes una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que condenó por ilegales los asentamientos israelíes en Palestina, algo que fue visto en Israel como una traición, EE.UU., representado por su secretario del Estado John Kerry, planea ahora presentar una “solución de dos Estados” en una reunión internacional para la paz entre Israel y Palestina que tendrá lugar el 15 de enero en París.




La reunión se celebrará cinco días antes de la toma de posesión de Donald Trump, que se prevé que se ponga del lado de Israel en la búsqueda de una solución, rechazando la presentada por Kerry. Será un intento de Obama y del resto del Consejo de Seguridad de la ONU de contener el Gobierno israelí antes de que su “ferviente partidario” llegue al poder, reza la publicación.




El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, se referió a esta reunión en París como el nuevo “juicio de Dreyfus”, el caso que desató una ola de antisemitismo en Francia a finales del siglo XIX y principios del XX.

Además, el portavoz de Netanyahu, David Keyes, afirmó en una entrevista con la cadena Fox News, que Tel Aviv tiene pruebas de que la Administración de Obama está detrás de la resolución de la ONU contra los asentamientos israelíes en Palestina, y que presentará estas pruebas a Trump.




FUENTE: Actualidad.RT.com

 

No hay comentarios