Compartelo con Todos!

“Yo esta mañana lo toqué por detrás, pero trataba de despertar, creía que estaba despierto”. Así comenta Fernando Yáñez, el sacerdote y director del hogar de menores San Luis Gonzaga, en San Rafael (Mendoza, Argentina), las quejas por parte de dos de sus internos, también menores, que le vieron manosear de un chico.




“Necesito cariño de alguien”, responde el sacerdote a las acusaciones de tocamientos indebidos a algunos internos de su albergue, uno de los cuales recuerda: “Él estaba durmiendo. Usted se le tiró encima […] Yo lo vi, se desvistió, se sacó la camisa, el pantalón”.

En las últimas horas ha sido difundido un audio con la confesión del cura. Yáñez ya fue procesado por un delito de abusos sexuales pero quedó en libertad tras pagar una fianza y siguió al cargo de menores, según informan medios locales.



Anteriormente, en la misma provincia las autoridades detuvieron a dos sacerdotes y otras tres personas por abusos sexuales a menores.
Los dos sacerdotes fueron formalmente acusados de “violar a menores con hipoacusia” además de “corrupción de menores, prácticas de sexo oral y amenazas”.
Se estima que al menos 60 menores fueron víctimas de abusos sexuales por parte de los sacerdotes.




FUENTE: actualidad.RT.com

No hay comentarios