Compartelo con Todos!

Una docena de mujeres libanesas salieron a las calles de Beirut vestidas de novia y luciendo vendajes manchados de sangre para protestar contra una ley que perdona al  violador si se casa posteriormente con la víctima, informa la agencia Associated Press.



Esta ley libanesa, vigente desde la década de 1940, establece un castigo de hasta 7 años de prisión para los violadores, aunque según el artículo 522, la pena queda suspendida si el agresor contrae matrimonio con su víctima.



El Parlamento del país del cedro se encuentra actualmente debatiendo la abolición de esta disposición. Una de las manifestantes, Hayam Baker, ironizó sobre la posibilidad de que un matrimonio pueda tener lugar después de una violación: “Si mis hijos me preguntan cómo conocí a su padre, ¿qué les digo? ¿Que me casé con la persona que me violó?”.




A pesar de protestas de las activistas, la enmienda todavía tiene sus defensores , que opinan que este tipo de matrimonios ayudan a proteger el honor de la mujer y de su familia.

FUENTE: Actualidad.RT.com

No hay comentarios