Compartelo con Todos!

REINO UNIDO. – La primera ministra británica, Theresa May, está siendo criticada por decir que confía en su fe en Dios cuando toma decisiones difíciles.

En una de sus entrevistas más candentes desde que asumió el cargo este verano, May dijo a The Sunday Times que su sentido moral del bien y del mal la ayuda a tomar las mejores decisiones para su país.

“Hay algo en términos de fe, soy un miembro practicante de la Iglesia de Inglaterra y así sucesivamente, eso está detrás de lo que hago”, dijo May al periódico londinense.

May continuó diciendo que, “Si sabes que estás haciendo lo correcto, tienes la confianza, la energía para ir y entregar ese mensaje correcto”.




Pero esos comentarios están provocando la ira en la Sociedad Secular Nacional de Gran Bretaña, que ha acusado a la primera ministra de “abusar de su posición” para imponer valores cristianos a otros.

Stephen Evans, director de la campaña de la Sociedad, dijo que “muchas personas se apoyan en su fe durante los tiempos difíciles”, advirtió a la primera ministra que “gobierna en nombre de todos, incluidos los de las minorías y, por supuesto, la mayoría de los ciudadanos no religiosos”.

“Aunque está bien que Theresa May tenga fe, lo que no debe hacer es abusar de su posición para promover el cristianismo o imponer sus propios valores religiosos a otros”, dijo Evans.

Sin embargo, los comentarios de Evans también han sacado críticas de aquellos que acusan a la Sociedad Secular Nacional de imponer su cosmovisión a otros.





“Mientras que la noción de que el primer ministro no debe ‘imponer’ sus opiniones sobre otros suena razonable, lo que Stephen Evans no parece darse cuenta es que él está tratando de imponer su propia visión en cuanto al lugar de la religión en el discurso público”, le comentó el autor Peter Ould a Breitbart Londres.

“La noción de que el ateísmo es la posición predeterminada para la religión en la vida política está obsoleta en una sociedad multicultural que valora el patrimonio espiritual de una diversidad de ciudadanos”, dijo.

Mientras tanto, un nuevo informe del influyente grupo conservador ResPublica insta a los políticos británicos a considerar una nueva cláusula de conciencia en la Declaración de Derechos que protegería a los cristianos y a otros grupos religiosos.




ResPublica dice que mientras los cristianos y otras personas de fe se enfrentan a un clima de temor y desconfianza, “es necesario hacer más para proteger las libertades de la gente de fe, y la mejor manera de hacerlo es seguir adelante con una Declaración de Derechos Británica e incluir la libertad de expresar la creencia religiosa dentro de ella”.

FUENTE: NoticiaCristiana.com

No hay comentarios