Compartelo con Todos!
A dead-looking tree is seen on the cracked mud of the dry reservoir bed of Contreras in Valencia, eastern Spain, Friday, Sept. 8, 2006. The driest winter and spring for more than 60 years has left reservoirs in some regions with less of 20 percent of their normal capacity. (AP Photo/Fernando Bustamante)

Bolivia.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, declaró ‘emergencia nacional’ por la sequía y pidió a la población ‘estar preparada para lo peor’.

El país sufre la peor crísis de los últimos 25 años. Una conjuntción del cambio climático, sequías, contaminación de ríos, corrupción, falta de cultura, ha ocasionado esta grave situación.

Desde hace tiempo se enciendieron varias alarmas sobre la insuficiencia de agua potable en el país. El ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, había advertido en agosto, que el país atravesaba su peor crisis por falta de agua en los últimos 25 años.

El cambio climático ha sido determinante para esta situación. De acuerdo con Naciones Unidas, Bolivia es uno de los países más expuestos a este fenómeno. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo prsentó en junio de 2013, un informe en el que alertaba ya de los problemas que sufriría por el cambio climático, pese que el país es uno de los que menos incide en este fenómeno, por su baja emisión de gases de efecto invernadero.



La ONU también constató cambios significativos en los patrones de lluvia, con un descenso en zonas secas y un incremento en el área húmeda de la selva amazónica. Entre las recomendaciones del PNUD a Bolivia figuraban el freno a la deforestación y el diseño de un nuevo marco regulatorio para hacer frente al cambio climático.

Dos años después de la publicación de ese informe, en 2015, el fenómeno de El Niño asolaba el país e intensificaba los periodos de sequía. Como trágico ejemplo, el lago Poopó, ubicado en la zona del altiplano de Oruro, se secaba y quedaba reducido a un pequeño humedal.




A esos problemas se añade también una falta de control de la contaminación de los ríos por parte de las compañías del sector minero, clave para la economía del país.

Ahora, un problema medioambiental se ha transformado para Morales en una crisis política de envergadura. Desde hace días, medio país sufre severas restricciones de agua. Pero al Gobierno le preocupa sobre todo la reacción de los núcleos urbanos, donde los cortes de suministro han generado ya la reacción popular en las calles.




Movilizaremos recursos económicos para atender un derecho humano, que es el agua”, dijo el mandatario en una alocución televisada. Morales anunció que se dedicará exclusivamente a la crisis del agua en las próximas horas. La primera medida será comprobar sobre el terreno el estado de las represas (muchas de ellas bajo mínimos) para verificar el nivel de reservas de agua con que cuenta Bolivia.

FUENTE: zocalo.com.mx

No hay comentarios