Compartelo con Todos!

La polémica ronda en torno a Just A Girl (Casi una niña), un programa de cambio de sexo de la cadena de televisión británica BBC dirigido a niños de tan sólo seis años, en el que se cuenta el día a día de un menor transgénero de 11 años que toma medicamentos para cambiar de sexo.

El programa, disponible en la web de CBBC -el canal de televisión infantil de la BBC-, muestra la vida de una niña conocida por el nombre “Amy” que desvela haber nacido chico y llamarse en realidad “Ben”.




El programa muestra cómo trata de obtener las hormonas que impedirán su pubertad y que le harán más fácil realizar un cambio de sexo más adelante.

Una madre explica que, tras ver el programa, su hija había cuestionado su identidad y le preguntó con ansiedad “si eso significaba que ella era un niño”.

La BBC se defiende de las acusaciones alegando que el objetivo del programa es “reflejar la vida real” con suficiente contexto para que los jóvenes “puedan comprender la realidad”.

Sin embargo, la directora de contenidos infantiles de la cadena va más allá y afirma que se siente orgullosa de este espectáculo transgénero ya que, a su juicio, la labor de servicio público es “estimular la conversación y las mentes”.



“Completamente inapropiado”
“Es absolutamente increíble que la BBC emita este programa y que esté a libre disposición de niños de tan sólo seis años con el fin de confundirles en una edad en la que son muy impresionables”, dice Peter Bone, diputado del Partido Conservador británico.

“Comparto totalmente el enfado de los padres, que lo único que quieren es que se permita que los niños sean niños”, añade el representante. Y confirma que va a exigir que lo retiren “lo antes posible”.

Los opositores al uso de medicamentos que frenan la pubertad argumentan que la mayoría de los jóvenes que crecen confundidos acerca de su sexualidad al final no pasan por la cirugía y muchos terminan en la homosexualidad.




“Cuanto más promovemos la idea de que un niño puede nacer en el cuerpo de una niña y una niña puede nacer en el cuerpo de un niño, y que los medicamentos y la cirugía pueden arreglar las cosas, más niños estarán completamente confundidos”, afirma Norman Wells, director de Family Education Trust, una organización sin ánimo de lucro especializada en familia e infancia.

“Respetar y preservar el sexo de nacimiento de los niños debe ser abordado como protección de los derechos de la infancia“, subraya Wells.

FUENTE: actuall.com

No hay comentarios