Compartelo con Todos!

Hubo 26 países que se abstuvieron de la votación, mientras que 24 países apoyaron la iniciativa y seis votaron en contra, en los cuales se encuentra Estados Unidos. Cabe señalar que ni un solo país europeo votó a favor de la resolución.

Algunos países como Francia, Suecia, Eslovenia, India, Argentina, y Togo iban a votar en un primer momento a favor de que los judíos no tienen relación con Jerusalem, pero al final decidieron abstenerse.

Estados Unidos, Reino Unido, Lituania, los Países Bajos, Estonia y Alemania han votado en contra de la resolución respaldada por Palestina.




En un movimiento inusual, Israel buscó la ayuda de la Santa Sede para la prevención de esta medida por parte de la UNESCO, con el argumento de que también perjudicará a los cristianos.

La Santa Sede tiene la condición de observador sin derecho a voto en la UNESCO, aunque su jefe de delegación, Monseñor Francesco Follo, es una parte de la dinámica detrás de las escenas. Israel ha tratado de convencer a la delegación católica de que los palestinos están trabajando para no tener en cuenta no sólo la conexión judía con la capital de Israel, sino también la conexión cristiana.




Los palestinos han exigido que una delegación de expertos internacionales sean enviados a los lugares sagrados para examinar lo que han descrito como la destrucción del patrimonio histórico y arqueológico por parte de Israel. Ellos alegan que esto se ha llevado a cabo en una variedad de maneras, incluyendo la construcción del tren de Jerusalem y las excavaciones arqueológicas.

Israel, junto con Estados Unidos, ha estado trabajando en las últimas semanas para reducir el apoyo de la mayoría dentro de la junta ejecutiva de la UNESCO. Francia, que apoyó a los palestinos en abril, se ha comprometido a votar en contra de esta propuesta.




Los palestinos buscan, entre otras cosas, nombrar a un observador permanente de la UNESCO en Jerusalem y también una serie de condenas de las actividades israelíes, tales como la supuesta demolición de una escuela en Kfar Adumim.

Fuente: Ynet News / Traducción: Radio Jai

No hay comentarios