Compartelo con Todos!

LOS ÁNGELES, California.- El extremo sur de la falla de San Andrés estuvo expuesto este lunes a más de un centenar de pequeños temblores, entre ellos tres de más de 4 grados y una treintena de magnitud mayor a 2.5, que se generaron bajo el Salton Sea, una zona sensible para los sismólogos debido a la amenaza del temido ‘gran terremoto’ o ‘Big One’.




El llamado ‘enjambre sísmico’ agitó la tierra a escasas 4 millas del extremo sur de la famosa falla. Recientes estudios consideran posible que haya un efecto de contagio de temblores entre fallas ubicadas a poca distancia, aunque se estima que es poco probable que estos fenómenos de baja intensidad despierten a San Andrés.En el momento en el que se escribía esta noticia se seguían produciendo sismos en la zona, hasta un total de 33 (23:52 hora del Pacífico).

MIRA EL VÍDEO

 

La falla de San Andrés está “cargada y lista” para un gran terremoto, asegura un experto
El director del Centro Sísmico del Sur de California, Thomas Jordan, asegura que la falla de San Andrés está preparada para liberar la energía que ha ido acumulando durante el último siglo, en el que ha estado demasiado tranquila.
El epicentro de esas sacudidas múltiples tuvo lugar en la zona sísmica de Brawley, junto a la localidad de Bombay Beach, un área poco poblada y desértica del condado Imperial, a 60 millas de la frontera con México.




Los sismos mayores a 2.5 detectados por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) ocurrieron a partir de las 4:38 de la mañana. Dos de estos alcanzaron una magnitud máxima de 4.3 (7:31 y 20:23) y 14 superaron los 3 grados.

Desde que inició la actividad sísmica a las 4:38 de la mañana y hasta las 23:31 hora local del lunes (fecha de la última actualización del Laboratorio Sismológico de CalTech) se registraron 142 temblores en las proximidades de Bombay Beach.

San Andrés es la principal falla que atraviesa de norte a sur el estado de California y, según los sismólogos, la más peligrosa. Según las estimaciones, se espera que esa falla cause un terremoto – conocido como el ‘Big One’- que tendrá una magnitud por encima de 7 grados y que dejaría tras de sí más de 1,800 muertos, 50,000 heridos y daños superiores a los 200,000 millones de dólares.




Las autoridades no reporaron daños ni heridos a causa de los movimientos telúricos.Se estima que la última gran sacudida en el sur de California se produjo en 1875 y se le atribuye una magnitud de 7.9 grados. Los análisis de los movimientos de las placas tectónicas sugieren que cada 100 años estas ajustan unos 16 pies a base de sacudidas sísmicas, que liberan parte del estrés al que están sometidas las fallas. En el caso de San Andrés, la falla ha ido acumulando tensión sin descanso durante más de un siglo.

No hay comentarios