Compartelo con Todos!



Las calles de Daca, la capital de Bangladés, se han convertido en ríos de sangre después de que unas inundaciones arrastraran los restos de los sacrificios de animales.

No hay comentarios