Compartelo con Todos!

La diversión no está reñida con la seguridad, más bien todo lo contrario, deberían ir ligadas. El fenómeno Pokémon GO se ha desatado en todo el globo, y debido a su magnitud las noticias sobre accidentes en torno al uso de la aplicación se han disparado. Remontándonos sólo unas horas, tres sucesos han salpicado Estados Unidos en relación al juego de realidad virtual sacado a la luz de manera conjunta entre Nintendo y Niantic.




El primero tuvo lugar el pasado viernes en San Diego, California (Estados Unidos), según informaron las autoridades de la región. Dos jóvenes veinteañeros caminaban absortos cazando pokémon, sin percatarse de la cercanía de un acantilado por el cual se precipitaron, el primero de ellos alrededor de 30 metros y el segundo en torno a 15. Afortunadamente, los servicios de emergencia consiguieron rescatarlos y sólo hay que lamentar contusiones.

El segundo de estos accidentes se produjo esta madrugada en Palm Coast, al noreste de Florida (Estados Unidos). En esta región estadounidense dos jóvenes se encontraban en el interior de su vehículo mejorando como entrenadores pokémon cuando el inquilino de la casa enfrente de la cual se encontraban comenzó a disparar contra ellos. Al parecer, el hombre sospechó al ver a dos personas a oscuras frente a su casa, por lo que decidió salir armado para ver qué pasaba. Los jóvenes pudieron escapar sin lamentar ningún daño físico.




Por último, este fin de semana se hacía viral un vídeo donde se observa una gran afluencia de gente en Central Park que corren hacia una zona concreta del recinto. El motivo: la aparición de un Vaporeon (un pokémon legendario) en el famoso parque por un tiempo limitado. Coches mal aparcados, conductores corriendo riesgos para atrapar al animal… En definitiva, una temeridad.

fUENTE: EL MUNDO

No hay comentarios