Compartelo con Todos!

ESTADOS UNIDOS.- Una niña de 14 años que sufrió un accidente automovilístico con su familia y entró en coma, milagrosamente ha vuelto en sí. Cuando recuperó la conciencia dijo que estuvo en el cielo y que vio a Jesús.

 




Kyla Roberts, que vive en Oklahoma, fue despedida del automóvil, tras el accidente ocurrido en marzo, y se golpeó la cabeza con fuerza al impactar el suelo. Fue llevada al hospital y tuvo que pasar por una cirugía cerebral. Luego de la intervención, ella permaneció en coma durante un mes.

Su madre, Stephanie Roberts explicó que el golpe le causó “lesiones en el lóbulo temporal”. Los médicos creían que la niña no iba a sobrevivir siquiera la operación. Para ellos, el hecho de que ella este viva, aunque no totalmente recuperada, es simplemente “un milagro”.

Kyla describió que vio el Cielo, y dijo que es “muy brillante”. Contó además que se sentó en el regazo de Jesús, que tiene los ojos verdes y el pelo suelto.

Curiosamente, ella dijo que él olía a “ropa que acababa de salir de una secadora”. La adolescente dijo que escuchó a Jesús decir que la amaba, pero no era el momento de “volver a casa”.

Ahora, en cada oportunidad que se le presenta, la niña dice que tiene un mensaje: “Dios existe y el cielo es real”.

 




Apariciones de Jesús

Para muchas personas, los relatos de las apariciones de Jesús no deben ser tomadas en serio. Sin embargo, un niño de 4 años de edad, Colton Burpo tuvo una experiencia similar. Fue declarado muerto por los médicos durante una cirugía de emergencia. Hijo de ministros, dice que pasó un tiempo en el cielo. Cuando regresó, les contó a los padres lo que vio.

El pastor Todd, padre de Colton, reunió los relatos del hijo en el libro: “El cielo es de verdad”. Fue tan exitoso que se volvió un best-seller y hasta hicieron una película.

Los detalles de su experiencia generaron mucho debate, pero tuvo un gran impacto en la vida y ministerio de toda la familia. El padre dijo que decidió dar a conocer la historia para recordarles a todos que el cielo es real.

Fuente: Gospel Prime

 




No hay comentarios