Compartelo con Todos!

Tanto israelíes como palestinos no asistirán a este primer encuentro. Los representantes del Estado judío ven con escepticismo esta cumbre.




En junio de 2015 el entonces ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, se entrevistó con líderes palestinos e israelíes para plantearles ideas sobre unas negociaciones limitadas en el tiempo, es decir, con un calendario, que desembocaran eventualmente en un Estado palestino independiente.

Ya entonces, el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, se opuso a la iniciativa, una postura que sostiene un año después ante la propuesta encabezada ahora por Jean-Marc Ayrault, sustituto de Fabius.

La iniciativa alienta a los palestinos a “eludir las negociaciones directas”, dijo anoche al recibir al jefe de la diplomacia finlandesa, Timo Juhani Soini, una postura que ya ha expresado en numerosas ocasiones este último año.




“El camino a la paz no pasa por conferencias internacionales que intentan imponer acuerdos, hacen las demandas de los palestinos más extremas y por tanto que la paz sea más remota”, explicó Netanyahu hace unos días en un discurso en la Universidad de Bar-Ilan, donde defendió que la única vía es “negociaciones directas sin precondiciones”.

El siguiente paso sugerido por Francia es la celebración de una conferencia internacional a finales de año con ambas partes, en la que ya se hablaría de las cuestiones a debate entre ambos desde hace décadas: refugiados, fronteras, estatus final de Jerusalén, seguridad, asentamientos y recursos naturales. Para los palestinos, la francesa es una iniciativa bienvenida.

“Hemos pedido durante años que las negociaciones deben realizarse en un ámbito multilateral donde la comunidad internacional asuma responsabilidades”, declaró a Efe el portavoz del Departamento de Negociaciones de la OLP, Xavier Abu Eid, para quien “el proceso bilateral sólo ha derivado en la cuadruplicación de colonos y garantizar la impunidad de Israel”.

Frente al rechazo de unos y el optimismo de otros, la prudencia de unos analistas que dan casi por estéril toda la iniciativa, al no existir las condiciones necesarias, ni políticas ni diplomáticas, para que progrese.

Fuente: www.radiojai.com




No hay comentarios