Compartelo con Todos!

Un avión de la compañía egipcia Egyptair, que cubría la ruta París-El Cairo, se estrelló esta madrugada en el mar Mediterráneo con 66 personas a bordo, tras perder el contacto con los controladores del aeropuerto de la capital egipcia y desaparecer de los radares. El aparato, un Airbus A320, desapareció del radar sobre las 02.45 hora local (00.45 GMT) tras penetrar en el espacio aéreo egipcio poco más de un kilómetro y cuando se encontraba a unos 280 kilómetros de la costa egipcia, según las autoridades de este país.




La hipótesis de un «atentado terrorista» es «más probable», según afirmó el ministro egipcio de Aviación Civil. «La posibilidad de una acción a bordo, de un atentado terrorista, es mayor que la de un fallo técnico», declaró Sherif Fathy en una conferencia de prensa, precisando que aún se desconocía lo ocurrido con el aparato.

Horas antes, el presidente francés, François Hollande, aseguraba que no había que descartar ninguna hipótesis, incluida la terrorista, y agregó que, de acuerdo con las informaciones que Francia ha recopilado con Egipto, se confirma «desgraciadamente, que este avión se ha estrellado». No obstante, tanto las autoridades galas como las egipcias han pedido que no se hagan conjeturas sobre las causas de la desaparición del aparato, hasta que no se tengan más informaciones.

El jefe del servicio secreto interior ruso, el FSB, cree que la desaparición del avión de Egyptair cuando volaba de París a El Cairo se debió a un atentado. «Todo apunta a que es un acto terrorista en el que han muerto 66 personas de diferentes nacionalidades», indicó Alexander Bortnikov en declaraciones que recoge la agencia Interfax.

Restos en la isla griega de Creta

Una fragata de la Marina griega ha encontrado dos grandes piezas flotando en el mar a unas 230 millas al sur de la isla de Creta, dos fragmentos que podrían pertenecer al Airbus A320 de EgyptAir. Los objetos parecen ser piezas de plástico de color rojo y blanco. Han sido avistados cerca de una zona en la que se había emitido anteriormente una señal de transpondedor, han señalado las mismas fuentes. La cadena de televisión griega ERT ha dado una información similar y ha asegurado que se han localizado dos objetos de color naranja en esa zona.

El ministro griego de Defensa, Panos Kamenos, explicó que el avión estaba unas 10 a 15 millas dentro del espacio aéreo egipcio cuando el aparato realizó varios «virajes repentinos», bajó de unos 37.000 a unos 15.000 pies, y se perdió de los radares.

Varios pilotos contactados por Efe mostraron su extrañeza por la repentina pérdida de contacto entre la tripulación y la torre de control, así como por el hecho de que el avión se hubiera esfumado de los radares. Según las fuentes, que no quisieron hacer conjeturas, la combinación de ambos hechos refleja que el accidente se debió a algo «catastrófico».

Sin mensaje de socorro

Las Fuerzas Armadas de Egipto negaron hoy haber recibido un mensaje de socorro del avión de Egyptair, como había anunciado poco antes la aerolínea. El portavoz militar egipcio, Mohamed Samir, aseguró en un breve mensaje en su cuenta oficial de Facebook que «las Fuerzas Armadas no han recibido ningún mensaje de socorro del avión desaparecido». El hecho de que los pilotos no tuvieran tiempo de enviar una alerta de emergencia podría sugerir, según los expertos, que hubo un incidente brutal y repentino en el vuelo que iba de París a El Cairo.

EgyptAir ha señalado que el A320 desapareció del radar a las 02.45 hora local (00.45 GMT), tras penetrar en el espacio aéreo egipcio poco más de un kilómetro a una altitud de unos 11.000 metros. Las Fuerzas Armadas egipcias y griegas están participando en las labores de búsqueda del avión de EgyptAir en esa zona del mar Mediterráneo.




El primer ministro, Manuel Valls, añadió poco después que «no puede descartarse ninguna hipótesis sobre las causas». «Hay que ser prudente. El centro de crisis del Ministerio de Exteriores ha activado su célula de crisis para obtener la lista de pasajeros», dijo Valls en la emisora «RTL».

El jefe del Gobierno francés añadió que el aeropuerto parisino de Roissy, del que partió el avión, ha activado también su propia célula de crisis y ha puesto en marcha el proceso de acogida a las familiasque acudan para tener informaciones.

Explosión en octubre en el interior de un avión de MetroJet

El pasado 31 de octubre, un Airbus A321 de la compañía rusa MetroJet (Kogalymavia) se estrelló sobre la península egipcia del Sinaí con 224 personas a bordo tras registrarse una explosión en su interior. Dicho siniestro llevó a varios países a imponer restricciones de vuelo con el país norteafricano por motivos de seguridad, como Rusia, que prohibió volar en su territorio a la aerolínea Egyptair. El accidente y las medidas posteriores supusieron un gran varapalo para el turismo en Egipto, una de las principales fuentes de divisas de su castigada economía egipcia.

(Fuente: lavozdegalicia.es)




No hay comentarios