Compartelo con Todos!

Un pastor evangélico murió por 90 minutos, fue llevado al cielo y cuenta lo que vio y oyó. Regresó a la vida cuando otro pastor oró insistentemente sobre su cadáver y afirmó que volvió para dan testimonio de que el cielo es un lugar real y para ayudar a los que sufren dolor, porque él sufrió por años dolores intensos en su rehabilitación.

Estos testimonios de visitas al cielo y el infierno son un signo de estos tiempos.

Don Piper dice que recuerda la música que estaba “en el más allá era espectacular” y olió aromas que nunca había olido antes.

Su abuelo estaba allí y le dio la bienvenida con gusto, al igual que decenas de personas que habían muerto en los últimos años se pusieron delante de él frente a una magnífica puerta.

LEA TAMBIÉN: Pastor Mboro dice que fue al cielo, tomó fotos del paraíso y las vende a 340 dolares

Piper, es un ministro bautista, e insiste en que no era un sueño, lo que vivió por lo que escribió “90 Minutos en el Cielo” donde relató su experiencia en el cielo y que New York Times publicó, así lo informa la página de Don Piper Ministries.

500-_20121026131821“Fue la cosa más real que me ha pasado”, dice Piper, quien sufrió un accidente en un puente, en una zona rural de Texas en 1989. Allí, un camión chocó contra su automóvil, dejándolo a Piper con heridas graves.

“El volante se me quedó clavado en el pecho y luego el techo del coche se derrumbó sobre mi cabeza, simplemente no había forma de poder sobrevivir a este accidente”, dice a Piper.

Piper, dijo que su corazón había dejado de bombear y los paramédicos lo declararon muerto. Él no tenía pulso y pasó así durante 90 minutos antes de que volviera a la vida.

“En el cielo no hay luz artificial, Dios lo ilumina con su gloria, ni siquiera el sol”, dice. Delante de la puerta estaba su abuelo, dándole la bienvenida “a casa”, me dijo. “Me rompió el corazón cuando él murió. Ahora estoy en las puertas del cielo, y dije, es la primera persona en darme la bienvenida”, cuenta Piper.

A continuación el vídeo de su testimonio:

Fuente: Tiempos Proféticos

 

AYÚDANOS A SEGUIR LLEVANDO EL MENSAJE




No hay comentarios