Compartelo con Todos!

La red más grande de las clínicas de aborto del mundo, la organización estadounidense Planned Parenthood, está involucrada en una serie de quejas sobre la venta ilegal de tejido fetal para centros de investigación. Los vídeos grabados en secreto revelaron que hay un lucrativo “mercado negro” que vende partes de cuerpos de bebés abortados.

Una fuerte reacción de Planned Parenthood se inició el año pasado, cuando varios grupos cristianos y pro-vida empezaron a exigir que la organización deje de recibir dinero público.

Esta semana, la red de clínicas de aborto presentó una demanda contra los estados de Indiana y Kentucky. La razón es que los dos estados han aprobado leyes que prohíben el aborto cuando la justificación es que el bebé tiene síndrome de Down u otras malformaciones congénitas.

“Esta ley impone lo que consideramos restricciones inconstitucionales sobre las mujeres que buscan un aborto. Esta ley no valora la vida, sólo valora un nacimiento”, dijo un portavoz de Planned Parenthood en la región.

Su argumento es que la nueva legislación “no hace nada para mejorar o proteger la salud de las mujeres. Simplemente crea barreras, limita el acceso a servicios de salud reproductiva, por vergüenza y juzgan las decisiones personales y difíciles tomadas por las familias “. Destacan también que es el “intento del Estado de invadir la privacidad de una mujer y el control de su decisión.”

De acuerdo con lifenews.com, el gobernador de Indiana, Mike Pence dijo que la nueva ley es “una medida pro-vida integral que reafirma el valor de toda vida humana.” En el día de su firma, dijo: “Con la adopción de la ley, hacemos un paso importante en la protección del niño por nacer, sin dejar de proporcionar una excepción para la vida de la madre. Firmo esta legislación al igual que hacemos una oración para que Dios continúe bendiciendo a estos preciosos niños, a las madres y las familias “.

Brasil también discute el tema

Los debates sobre el aborto de bebés con defectos de nacimiento, también se producen en Brasil desde que el Tribunal Supremo aprobó la ley en 2012 . Con esta decisión, el proyecto fue apoyado por la Confederación Nacional de Trabajadores de la Salud quienes estan autorizados por la justicia.

En los últimos meses, volvió a ser tratado por el aumento de los casos de microcefalia en el país .Esto se intensificó, incluyendo la presión de la ONU para Brasil para legalizar el aborto . Varios miembros evangélicos del Frente Parlamentario en Defensa de la Vida y la Familia han tratado con estas cuestiones en el Congreso. Noticiasdelfin.com

No hay comentarios