Compartelo con Todos!

En el centro de absorción de inmigrantes de la ciudad de Beer Sheva ya se encuentran las 17 familias que llegaron desde Yemen a Israel ayer, en el marco de un operativo secreto organizado por la Agencia Judía.

Salman Dahari era, hasta hace 48 horas, el rabino de la

comunidad de la ciudad de Raydah, en Yemen. Todavía no sabe qué hará en Israel, sólo decidió que cambiará el pañuelo que lleva alrededor de la cabeza, por algo más apropiado a su nueva vida.

Cuatro familias – ocho adultos y nueve niños – fueron recibidos en Beer Sheva, adonde llegaron con muy pocas pertenencias, dejando todo atrás. Uno de ellos, Moshe Dahari, relató al portal de noticias israelí “Walla”: “Siempre tuvimos el deseo de emigrar a Israel. Somos judíos, nuestros padres y abuelos eran judíos. Para poder venir tuvimos que vender todo lo que teníamos a mitad del precio real, todas nuestras propiedades. No hubo nada que hacer”.
Moshe aseguró que no sintió miedo al emprender el viaje. “Antes había que caminar y después tomar un barco. Hoy en día, tres horas de vuelo y ya estás”.

Dahari describió también acerca de la situación en Yemen, en especial la guerra entre los rebeldes hutíes, el ejército y la intervención de Al Qaeda. “Dios nos protegió, pero la situación da miedo”, dijo.

El primer ministro Binyamin Netanyahu se reunió ayer con los recién llegados, que lo invitaron también a ver los rollos de la Torá que trajeron. “Bienvenidos a Jerusalem, a la tierra de Israel. Estoy muy feliz de verlos aquí. Es emocionante ver cómo ustedes leen la Torá. Ésta es la base. Durante muchos años quisimos que vinieran, y ahora ya están aquí”, dijo el mandatario al grupo de inmigrantes que lo miraban con sorpresa, curiosidad y emoción.

No hay comentarios