Compartelo con Todos!

Cada vez, un número mayor de comedores públicos, centros de cuidado para niños y escuelas han dejado de servir salchichas de cerdo, tocino y jamón, por consideraciones religiosas.



Mientras tanto, los miembros de la canciller Angela Merkel CDU, están luchando para mantener la carne de cerdo en el menú, insistiendo que el consumo de carne de cerdo es parte de la cultura alemana.

Daniel Günther, representante del partido, afirmó que los productos de cerdo están siendo sacados del menú de las escuelas, guarderías y comedores de todo el país.

Günther argumentó que la tolerancia significa también “el aprecio de otras culturas y estilos de vida de los alimentos”.

Sostuvo que los que no quiere comer carne de cerdo que no coman, añadiendo: “El consumo de carne de cerdo pertenece a nuestra cultura.




Las salchichas alemanas son parte de la cultura del país. En la Oktoberfest en Munich, la fiesta de la cerveza más grande en el mundo – las salchichas se sirven junto con jarras de cerveza.

No hay comentarios