Compartelo con Todos!

Las autoridades descartaron un intento de fuga como causa del motín  en el penal de Topo Chico, Nuevo León. El incidente ocurrió días antes de la visita del papa Francisco a una prisión del norte del país

Al menos 52 personas murieron y otras 12 sufrieron heridas, todos hombres, durante un motín en una cárcel del noroeste de México, según informó este jueves el gobernador del estado de Nuevo León, Jaime Rodríguez.

Según las “primeras indagatorias”, hay 52 hombres muertos y otros 12 heridos, “cinco de gravedad”, dijo el gobernador en un mensaje ante los medios al explicar que el motín se desató cerca de la medianoche del miércoles por el enfrentamiento entre dos grupos de internos, uno liderado por el miembro de Los Zetas Z-27.

El hecho se produjo un día antes de la visita del papa Francisco a otra prisión cerca del extremo norte del país.

Medios dijeron que el suceso habría ocurrido cerca de la medianoche del jueves, que se observó fuego en una zona del penal y detonaciones. También indicaron que hubo un intento de fuga, algo que luego fue descartadopor la Gobernación de Nuevo León.

“Primero Noticias”, con Carlos Loret de Mola. Lunes a Viernes 7am México

A su vez Antonio Argüello, titular de Comunicación Social de la Secretaría de Seguridad Pública, dijo que el motín se registró pasada la medianoche y quedó controlado poco menos de dos horas después.

Reuters no pudo contactar de inmediato a funcionarios de seguridad en el estado de Nuevo León, donde se encuentra el penal de Topo Chico, centro de los disturbios.

Imágenes de televisión mostraron que familiares de los reos están obstaculizando las calles alrededor del penal para reclamar información y que hay caos en el tráfico.

Los desesperados parientes se apostaron afuera del penal ante los primeros reportes del motín, y arrojabanpiedras contra la Policía de la cárcel en protesta por la falta de información y en demanda de que se les abrieran las puertas para entrar.

Antes del amanecer, salió “una ambulancia del penal pero no nos dejaron ver nada, también una del Semefo (Servicio Médico Forense)”, dijo Ernestina Grimaldo, vecina de la colonia Topo Chico, quien tiene un hijo internado en el reclusorio.

“Aquí vamos a quedarnos bloqueando la avenida hasta que nos den una respuesta. Queremos saber cómo están nuestros familiares, porque nos están diciendo que hay más de 50 muertos y ninguna autoridad nos da respuesta”, añadió Grimaldo.

No hay comentarios