Compartelo con Todos!

“Oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca, pero aún no es el fin”. Mateo 24:6.
En una profecía tan importante como ser las “Señales del fin” resulta muy ambiguo de parte de Jesús afirmar que habrá guerras y rumores de guerras, Pues Guerras Siempre Hemos tenido en nuestro pequeño planeta azul, en especial en la nación de Israel que siempre ha vivido en conflictos con sus vecinos que buscan destruirla, desde el momento de su fundación.

 

Así que siempre hemos visto guerras, siempre hemos oído de Guerras y desde el inicio de la humanidad han existido rumores de guerra; Pero las guerras de las que Jesús nos habla son muy diferentes, son guerras que amenazan la existencia de la humanidad, la supervivencia del planeta y todas las especies que en ella existen, por lo que Jesús hace una advertencia: “porque es necesario que todo esto acontezca, pero aún no es el fin” Mateo 24:6.

Ni el imperio Medo-Persa con su gigantesco ejercito y sus guerras medicascontra los Griegos, ni la astuta campaña de Alejandro magno, ni la majestuosidad del Imperio Romano y la subyugación de sus pueblos, ninguna de las guerras libradas por estas potencias fueron amenazas de destrucción del Planeta;

ninguna guerra medieval, por más destructiva que fuese, ni siquiera el descubrimiento, conquista y saqueo de América, represento una amenaza para la extinción de la raza humana.

Claro que todo eso cambio a mediados del siglo 18 con la revolución industrial y la máquina de vapor. La Ciencia, la sabiduría, el conocimiento ah aumentado; Tal y como está profetizado en el libro de Daniel 12:4 “Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará” La tecnología y La ciencia nos han proporcionado herramientas para ser mucho más efectivos al matar.
El 6 y 9 de agosto de 1945 se lanzaron las dos bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki respectivamente, estos fueron los días que cambiaron la forma en que la humanidad mira la guerra. Durante miles de años la guerra fue símbolo de destrucción, muerte, tristeza, desesperación, oportunidades, incremento de riqueza y pobreza para otros.
Después de seis meses de intenso bombardeo de otras 67 ciudades, el arma nuclear Little Boy se soltó sobre Hiroshima el lunes 6 de agosto de 1945, seguido por la detonación de la bomba Fat Man del 9 de agosto sobre Nagasaki. Hasta la fecha, constituyen los únicos ataques nucleares de la historia.
A partir de ese momento las guerras se convirtieron en Amenazas nucleares capaces de Destruir a toda la humanidad y el planeta en el que vivimos. Día a día vivimos escuchando acerca de guerras y rumores de guerra, Cada día estamos más cerca a una extinción que nosotros mismos nos hemos provocado. Y crece la incertidumbre de cuando llegara el día de nuestro juicio.

Estos son los rumores de guerra de los que nos hablo Jesús, guerras capaces de destruir a la humanidad, pero Cristo nos advirtió que este no sería el fin; Las guerras nucleares no serán la causa del fin del mundo.

Jesús al pisar el lagar de su ira, al traer el día de la venganza de Jehová, condenara a este mundo y llegara el fin.

No hay comentarios