Compartelo con Todos!

La comunidad cristiana de Leesburg, en el estado de Virginia, ha quedado en shock luego de que las vidas de una pareja cristiana de largo tiempo, finalizaran en un asesinato y suicido unas pocas horas despues de haber asistido en una reunión de adoración en su iglesia.

Según el canal NBC Washington, Andre T. Howell, un pastor y oficial de la Marina, de 40 años de edad, le disparó a su esposa, Naomi H. Howell, de 39 años, antes de suicidarse en su casa del barrio de Landsdowne.

“Estoy muy apenada por ellos. Eran la pareja más amable del barrio” dijo una vecina que no quiso ser identificada.

La pareja, que co-fundó la iglesia del condado de Loudoun, dejó solos a dos hijas, la más pequeña estaba en la casa al momento del hecho pero no sufrió heridas físicas, y la mayor se encontraba en la universidad al momento de la tragedia.

Michelle Thomas, pastora del Ministerio Internacional “Santidad y Cambio de Vida”, donde la pareja solía asistir a las reuniones de adoración, dijo que la amorosa pareja estaban pasando por problemas matrimoniales, pero que no había signos de que habría algun problema mayor cuando los vió por última vez el domingo.

Reveló ademas que habló con Andre al principio de la semana anterior y que parecía “Ansioso”.

“El estaba muy ansioso. Me dijo que se estaba preparando para la semana… Incluso vió el partido con algunos de nuestros amigos” dijo Thomas a NBC. “Lo ocurrido ha sido shockeante y devastador”

“Si buscamos explicaciones racionales, nunca encontraremos ninguna, porque ambos amaban a Dios. Esto no debería haber pasado. Esto es algo demoníaco” agregó Thomas.

Ivana Robinson, la cual le dijo a NBC que los Howell eran como una tía y un tío para ella, dijo que era conocido que la pareja estaba teniendo problemas, dado que se los podía escuchar discutiendo seguido e incluso habían buscado ayuda profesional. Sin embargo, ellos no tenian idea de cuán mal estaban las cosas entre ellos.

“En ese momento, sabíamos que pasaban cosas entre ellos, pero nadie sabía que eran tan serias” dijo Robinson. “Así que uno se lamenta de no haber hecho nada, y tal vez las cosas ahora serían distintas si nos hubieramos involucrado más.”

Luego de las noticias del conmovedor incidente, cientos de personas se reunieron para ofrecer sus condolencias y oraciones.

Hubo incluso una colecta de dinero para pagar el funeral de la pareja y cubrir los gastos de las hijas que intentan continuar con sus vidas.

 

Antesdelfin.com

No hay comentarios